27 de julio de 2013 / 02:14 p.m.

 

Monterrey • La indignación de Patricio Zambrano respecto a la situación del niño Manuel Díaz Hernández, el menor que fue humillado por autoridades de Tabasco, por vender dulces en la calle, ha sido tal, que buscará adoptarlo.

Al señalar que el Manuel de 10 años de edad es huérfano de padre y madre, estaría dispuesto a abrirle las puertas de su casa y su familia.

"Yo vi este abuso en la televisión y en las redes sociales, abrí mi corazón y le estoy ofreciendo a Manuel mi corazón, mi casa, mi familia y la manera de ofrecerle estudio y una vida mejor por medio de la adopción".

"Me nace porque tengo un hijo de la misma edad y no permitiría que un sinvergüenza con poder le esté haciendo mal, y además me entero que el niño no tienen papás", expresó el conductor de televisión.

Ayer el ex "Big Brother" expresó que junto a su abogado Roberto Flores buscará por medio de la vía legal poder hacerse cargo del niño tabasqueño.

Dijo que está dispuesto a hacerse cargo de lo que el menor requiera para salir adelante, pues considera que es injusto lo que ha vivido a sus diez años de edad.

"Yo le estoy ofreciendo lo que la ley me permita y le ofrezco una vida donde pueda estudiar y pueda relacionarse dignamente, que sea un profesionista y que sobre todo sea un mexicano con oportunidades".

Por su parte, el abogado regiomontano Roberto Flores explicó que el Pato cuenta con todos los requisitos que marca la ley para buscar la adopción o en su caso la tutela del pequeño Manuel, entre ellos, estar casado, tener una familia funcional, tener un empleo fijo, entre otros.

"Se reúnen con los requisitos que marca la ley para en un momento dado adoptarlo o ser su tutor legal. Sabemos que el niño es huérfano y que está bajo la custodia de una tía, pero también sabemos que hoy en día nadie sabe dónde está el niño, vamos a tratar de encontrarlo y de poder llevar a cabo esta situación", explicó el abogado.

Agregó que ya han establecido contacto con autoridades de aquella entidad para dar inicio con los trámites.

ROBERTO REYES