8 de abril de 2013 / 12:34 a.m.

Por más que la alemana Angelique Kerber luchó, se metió en el juego e incluso estuvo arriba en la pizarra al llevarse el primer set, por tercera ocasión en su carrera la campeona del abierto de Monterrey fue la rusa Anastasia Pavlyuchenkova, quien se levantó de ir perdiendo y se impuso con parciales de 4-6, 6-2, 6-4.

El duelo fue parejo, peleado, con tintes de drama, lleno de emociones y apoyo de la afición regiomontana que lleno las gradas de la cancha central del Sierra Madre tenis club a pesar del intenso calor que se sintió ayer en Monterrey sobre pasando los 33 grados centígrados.

El primer set hizo que los presentes quedarán sorprendidos al observar la capacidad de la alemana kerber quien con un tenis elegante fraguaba su triunfo en ese lapso y lo logró.

Las cosas fueron infinitamente diferentes para el segundo, pues ante un rostro y postura agotada de la alemana, a quien le pegó la alta temperatura de Monterrey, Pavlyuchenkova comenzó a brillar e incluso sin complicaciones de más, se llevó el set para forzar a un tercero definitivo.

Para concluir la gran final, Kerber demostró su gallardía y regaló el último suspiro a la afición regiomontana pues de ir perdiendo 5-0, llegó a ponerse 5-4, lo que levantó la algarabía del publico que notablemente no sabía si apoyar a la rusa o a la alemana que venía de atrás.

Al final de cuentas el punto definitivo llegó y el jubilo para Anastasia Pavlyuchenkova al levantar los brazos en señal de triunfo, así como lo había conseguido en las ediciones del 2010 y 2011 en tierras regias.

Con este triunfo, Anastasia logró su victoria 15 de forma consecutiva en Monterrey manteniéndose invatible en el Sierra Madre tenis club, además que ganó su cuarto titulo como jugadora profesional en el circuito de la WTA.

BABOS Y KIMIKO GANAN EN DOBLES

Timea Babos y la veterana japonesa Kimiko Date-Krumm se llevaron el titulo en dobles al doblegar de manera contundente a Eva Birnerova y Tamarine Tanasugarn con parciales de 6-1 y 6-4.

Diego Medina