26 de marzo de 2013 / 12:56 a.m.

Oaxaca • El representante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) ante el pleno del Consejo General del Instituto Estatal Electoral, Marco Antonio Hernández Cuevas, dijo que se podría pedir la cancelación del proceso electoral en Oaxaca, al valerse la cláusula de ingobernabilidad, luego de los asesinatos reportados en contra de concejales y regidores en diferentes municipios.

El legislador afirmó que no hay condiciones de seguridad para celebrar la contienda electoral donde se habrán de elegir concejales en 151 ayuntamientos y diputados locales en 25 distritos, luego de los antecedentes de violencia.

Indicó que, además de los asesinatos políticos perpetrados en contra de autoridades municipales, hay un clima de hostigamiento e intimidación por parte de los profesores de la sección 22 adheridos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que han empezado a destruir y quemado propaganda política, y ha realizado pintas contra de algunos edificios partidistas.

“El llamado es al gobierno estatal y federal para que se ponga orden y se brinde en el corto y mediano plazo seguridad a cada uno de los candidatos de los diferentes partidos políticos en los 570 ayuntamientos”.

Precisó que de no haberla, no habrá más remedio que solicitar la cancelación o suspensión de la contienda electoral, “por que nadie va enviar a sus candidatos a un terreno minado”, argumentó.

Hernández Cuevas dijo que el exhorto, que deberá hacer el Consejo General del Instituto Estatal Electoral al ejecutivo estatal y federal, deberá versar en las condiciones mínimas y máximas de seguridad, incluso medidas cautelares para los aspirantes cuya integridad se encuentre amenazada.

“"El estado tiene la obligación por ley de valer las condiciones mínimas para celebrar una elección en paz y en tranquilidad"”.

Dijo que deberá haber patrullajes, rondines policiacos y una negociación política para alcanzar una tregua con los profesores y eviten la confrontación con los simpatizantes de cada uno de los partidos.

“"Con mucha pena quiero decir que el gobierno de Oaxaca no ha sabido mantener la gobernabilidad, porque persiste la agitación social en las calles y ya se reportan asesinatos por desatención de algunos conflictos"”.

Hernández Cuevas precisó que en al menos 13 sitios de alta conflictividad en Oaxaca debe haber blindaje de seguridad ante posibles hechos violentos.

Se refirió a los conflictos en los municipios de San Juan Mixtepec y Yosoyama, la región de los Chimalapas, la zona triqui, la Sierra Sur con las invasiones generadas por el municipio de Santiago Amoltepec, el litigio entre San Pablo Cuatro Venado y Cuilapam, en la zona del Istmo de Tehuantepec por la oposición de grupo de lugareños a la operación de una mega proyecto eólico, en la zona costera con el conflicto por la disputa del Pedimento de la Virgen de Juquila entre otros.

“"Aunado a estos problemas diversos, el gobierno estatal se encuentra de rondillas ante las demandas de los profesores que generan con sus movilizaciones un autentico estado de sitio por la toma de calles, carreteras, comercios y hasta bancos"”, evidenció.

OSCAR RODRÍGUEZ