9 de diciembre de 2013 / 07:32 p.m.

Everton Cardoso, jugador que llegó a Tigres catalogado como la nueva joya del futbol brasileño en el 2010 y que tuvo un paso fugaz sin poder tener un buen rendimiento tras ser asediado por las lesiones, es ahora pretendido por algunos clubes de su país natal.

Cardoso, quién es propiedad del equipo de San Nicolás luego de que hace 3 años fue comprado por 6 millones de dólares y firmó un contrato de 5 años el cual expira en el 2015, se fue de los felinos tras 2 torneos de números negativos para militar con Botafogo y después con el Suwon Bluewings de Corea por un año hasta que regresó a su país natal para jugar con el Atlético Paranaense en éste último semestre.

Hoy, siendo aún jugador propiedad de Tigres, Everton se encuentra en una disyuntiva ya que equipos como el Corinthians, entre otros, pelean sus servicios, todo esto tras el buen desempeño que ha tenido el zurdo de 24 años en la serie A de Brasil.

El propio jugador sabe que no depende de él su futuro ya que Tigres tiene prioridad y sería el plantel regiomontano, quien por cierto ya no cuenta con plazas de extranjero para poder regresarlo al equipo, quien tome la decisión, Cardoso quiere mantenerse en el Paranaense para disputar la Copa Libertadores el próximo año.

“El Presidente (Del Atlético Paranaense) ya sabe mi voluntad. Me quiero quedar para jugar Libertadores. Pero no depende de mí, sino que de la gente de Tigres y de mis representantes también. Hasta estoy evitando hablar con ellos de este tema por ahora”, dijo el mediocampista en Brasil.

De esta manera es mientras Tigres busca a jugadores con talento de cara al Clausura 2014, en el extranjero también buscan los servicios de elementos que son propiedad de los felinos y que hoy pasan por un buen momento, el ejemplo claro está en Everton Cardoso.