DANIELA MENDOZA LUNA
21 de julio de 2013 / 01:34 p.m.

San Nicolás de los Garza • A dos calles de salir de su casa rumbo a la universidad, Raquel Treviño Lomas fue embestida por un vehículo mientras transitaba en bicicleta. Su cuerpo salió proyectado y cayó en las vías del tren, justo cuando se aproximaba uno; afortunadamente varias personas la retiraron de la zona de peligro. Las lesiones fueron menores, pero no las consecuencias: se le acusa de ser la culpable del percance.

La estudiante de la Facultad de Ciencias Biológicas usa la bicicleta como medio de transporte desde que entró a la universidad hace ya tres años y actualmente integra el colectivo Tigre Bici, junto con otros alumnos de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Accidentes como el sufrido por Raquel, a la par de las agresiones de conductores, autoridades e incluso peatones, son algo cotidiano para quienes han elegido la bicicleta como medio de transporte, aunque el grueso de la población piensa que sin ciclovías o carriles especiales, no se debe utilizar la bicicleta en calles y avenidas.

Sin embargo, lo cierto es que en los reglamentos de Tránsito de todos los municipios de la mancha urbana, los ciclistas están equiparados a los conductores con los mismos derechos y obligaciones, a pesar de ser más vulnerables.

"En San Nicolás, Escobedo, Apodaca y creo que Guadalupe comparten el mismo reglamento o es muy similar, y viene la bici enlistada como un vehículo, y el ciclista como conductor; a la hora del percance nos toman igual que un coche, aunque no sea lo mismo, porque nosotros respondemos con nuestro cuerpo, pero a la hora de las cuestiones legales, sí", dijo.

En este argumento se basa el Ministerio Público de San Nicolás de los Garza para seguir el caso contra la estudiante y hacerla responsable del accidente en el que participó, y que la dejó por más de un mes fuera de circulación, en donde tuvo que usar camiones y Metro para trasladarse durante poco más de un mes.

El accidente ocurrió sobre las avenidas Juan Pablo II y Las Torres, en la colonia Residencial Periférico, el 25 de abril de este año.

Una camioneta tripulada por otra mujer le impactó de frente golpeando la llanta, y siguió su camino sin prestar socorro a la joven, que después tuvo que ser trasladada de urgencia al hospital Universitario.

Raquel no estuvo presente cuando se levantó el parte del accidente vial y el oficial de Tránsito, Ricardo Montalvo Cruz, realizó el croquis únicamente con la versión de la conductora, quien aseguró que la ciclista se pasó una luz roja.

A unos meses de los hechos, la estudiante sigue ahora una querella bajo el expediente de Averiguación Previa 860/2013-UISN y solicita que se le indemnice por el pago de sus gastos médicos y la pérdida total de su bicicleta.

Más allá de escasez en infraestructura vial para el ciclista, a Rudy Gámez, del grupo Zombies en Bici, le preocupa que incluso aquella vialidad especializada esté en malas condiciones.

Una calle en mal estado puede dañar un vehículo, pero puede lesionar e incluso llevar a la muerte a un ciclista.

"Las alcantarillas están mal colocadas, son trampas mortales; los baches, pozos, bordos, todo eso genera riesgo y es cuando el automovilista dice:'Súbete a la banqueta', pero no debe ser así, las banquetas son para los peatones, de por sí hay muy pocas en buen estado, no las podemos invadir", dice.

Para este ciclista, la bicicleta como medio de transporte no es una moda pasajera, y basta una mirada para darse cuenta que el grueso de los usuarios no forman parte de estos colectivos, sino que son trabajadores que toda su vida se han trasladado de este modo.

Son los obreros de las empresas, carpinteros, albañiles, repartidores de pequeños comercios, que se movilizan en bicicleta, no como un hobbie, sino como el único recurso para ir de un lado a otro ante el alza a las tarifas del transporte público.

La ruta escabrosa

Existen varios factores que desincentivan el uso de la bicicleta como medio de transporte, pese a la intención de algunas autoridades de promoverlo.

Las vialidadesUn aspecto es la mala situación física en que se encuentran las calles de la zona urbana, pues lo mismo hay baches que registros de alcantarillas abiertas, entre otros detalles.

Aspecto legalLos ciclistas están equiparados a los conductores de vehículos automotores con los mismos derechos y obligaciones, a pesar de que los primeros son más vulnerables.

Falta de armoníaOtra situación es que muchos automovilistas no le dan su lugar a los ciclistas, pues consideran que la calle no es lugar para que anden circulando bicicletas, y frecuentemente los insultan.