26 de julio de 2013 / 01:44 p.m.

Veracruz• El presidente Enrique Peña afirmó que su gobierno trabaja para recuperar la paz y la tranquilidad en Michoacán y reiteró la propuesta de reforzar a las corporaciones locales con ayuda de las fuerzas armadas, Policía Federal y PGR.

“En Michoacán el gobierno de la República está trabajando para devolver la paz y la tranquilidad a todos los habitantes. Michoacán tiene y tendrá todo el respaldo del gobierno para asegurar el estado de derecho en cada región”, explicó el Presidente en la ceremonia de graduación de 181 cadetes efectuada en Veracruz.

Admitió que en algunas zonas de esa entidad el crimen organizado ha ganado espacios, por lo que instruyó a realizar un operativo federal para recuperar esos territorios, sobre todo en las zonas donde las autoridades locales se debilitaron.

También consideró que el momento político que vive ese estado, debido a la licencia solicitada por el gobernador Fausto Vallejo, “no facilitó para que hubiese una mayor coordinación” entre autoridades de ambos niveles.

“Este momento político que vive Michoacán no facilitó para que hubiese una mayor coordinación. Creo que ahora hay una coordinación, por lo menos en ese horizonte; esta licencia que se le ha dado al gobernador (Fausto Vallejo) de seis meses facilitará, dada esta condición política, mayor respaldo a las acciones concertadas que hagamos para que ambos órdenes de gobierno podamos trabajar en el estado para la recuperación de la paz y tranquilidad”, expresó a bordo del avión presidencial.

—Como jefe del Estado mexicano, ¿qué lectura le da a lo que pasa en Michoacán? ¿Hay una pérdida de control?

—Creo que sí ha habido espacios que se han dejado, que ha ganado, lamentablemente, el crimen organizado. Por eso tenemos el operativo que se inició hace varias semanas, que tiene como propósito lograr una recuperación territorial en las zonas donde hay debilitamiento de las autoridades locales. La primera lectura, ya lo señalo el secretario de Gobernación en las conferencias, es la reacción de estos grupos a la presencia que hemos mantenido de forma consistente y que seguiremos teniendo en tanto no regresen las condiciones de normalidad.

Peña Nieto dijo que también que la cooperación entre los órdenes federales y locales se reforzará no solo en el ámbito la de seguridad, sino en la aplicación de programas sociales, educación, salud e infraestructura básica.

“Obviamente tenemos que hacer un despliegue para dar atención a las demandas sociales, porque los cuerpos de seguridad no son autoridades que vayan a suplir a las que tienen que ver con las demandas de la sociedad; vamos a apoyarlas, vamos a respaldarlas, vamos a darles reforzamiento institucional. Es una acción conjunta y coordinada que estamos haciendo entre el gobierno federal y el gobierno estatal”, dijo el mandatario.

En los últimos días grupos de la delincuencia organizada emboscaron a varios convoyes de la Policía Federal. El saldo fue de cuatro agentes y al menos 20 agresores muertos.

También hizo un reconocimiento a quienes participaron en la captura del líder de Los Zetas, Miguel Angel Treviño, El Z40, ocurrido hace unos días.

“Hoy nuestra sociedad puede estar segura de que en la Marina, el Ejército mexicano, la Policía Federal y la Procuraduría General de la República tiene a instituciones firmes dispuestas a velar por la seguridad y el patrimonio de los mexicanos”, señaló.

“Todo bajo control”

Entrevistado después de la ceremonia en Veracruz, el Comisionado Nacional de Seguridad, Manuel Mondragón y Kalb, señaló que la inseguridad en México está “controlada”, aunque hay algunos brotes que mantienen “ocupadas” a las fuerzas del orden.

La inseguridad “está acotada, la tenemos controlada, tenemos algunos brotes, algunas situaciones en algunos puntos de la República, pero la Comisión Nacional de Seguridad está actuando para lograr la tranquilidad”.

Sobre la ola de violencia en Michoacán, dijo que la Policía Federal presenta cuatro bajas y cerca de 20 heridos, aunque los cárteles han perdido más elementos por la reacción de las fuerzas del orden.

Michoacán es un estado que en estos momentos mantiene “muy ocupado” al gobierno federal y a las fuerzas del orden por su condición de foco rojo.

“Michoacán es un estado que tenemos en alta sensibilidad”, señaló, y dijo que en los últimos días la Policía Federal ha sido víctima de “emboscadas”.

Expuso que el Estado no generará más violencia, pero responderá para acotar el avance de la delincuencia organizada.

El funcionario visitó a los 20 policías federales que resultaron lesionados tras las siete emboscadas del crimen organizado en Michoacán el pasado martes.

En una tarjeta informativa, la Secretaría de Gobernación informó que se encuentran estables y serán dados de alta en las próximas horas, ya que las lesiones que sufrieron no ponen en peligro su vida.

Mondragón y Kalb agradeció a los agentes su “valentía, espíritu y, sobre todo, el compromiso que mostraron con México”.

La dependencia agregó que el funcionario se comprometió con ellos y sus familias a mantenerse al pendiente de su estado de salud y recuperación.

MIRIAM CASTILLO