27 de diciembre de 2013 / 12:05 a.m.

Monterrey.- Tan sólo la firma protocolaria separa al Penal de Mina de convertirse en instalaciones de máxima seguridad que albergaran reos federales peligrosos.

Jorge Domene, vocero estatal de seguridad, informó que en la última reunión regional se recibió la confirmación  por parte de Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, en el sentido de que si es del interés federal el hacerse cargo de esta obra.

"Se ha avanzado, de hecho en la última reunión regional de seguridad pública, que fue en el estado de Durango, se tuvo la oportunidad por parte del gobernador (Rodrigo) Medina de tocar este tema con el secretario de Gobernación.

"Hay esa disposición de si, proceder a tomarlo, sin embargo seguimos trabajando en los trámites y en los detalles de cómo se haría esa transferencia", puntualizó el funcionario estatal.

Esta condición de buena voluntad llevó a que la administración estatal estimara que este proceso deberá quedar listo durante el primer semestre del 2014, a fin de que los trabajos, que llevan meses detenidos, se reanuden cuando la federación lo estime pertinente.

"Ellos van a marcar los protocolos, el esquema y la metodología que se va a seguir para poder sacarlo…va a depender, estamos en un compás de espera, que no tenemos hoy el recurso. El recurso que llegase a asignarse nosotros quisiéramos que ya fuera puesto en manos de la federación, para que ya fuera federal", indicó.

El estado ha invertido a la fecha 500 millones en esta obra, que permitió avanzar en la primera fase, que comprende la seguridad perimetral, cimientos y el primer módulo, en un predio de 300 hectáreas.

"Tanto en lo que son vialidades, lo que es la primera fase del perímetro, que tiene el primer módulo, que es la inversión que ahí esta y va a ser redituable…está lo básico de obra civil, falta toda la parte de equipamiento, y todo lo que tiene que hacerse para que funcione", sostuvo el vocero.

Domene Zambrano anticipó que adicionalmente se construirá un punto fijo en las inmediaciones del penal, que cubrirá la ruta de los municipios de Mina, el Carmen e Hidalgo, cercanos al estado de Coahuila.

"La idea es tener un punto fijo para poder tener el control de todo ese corredor (…) sabemos que también es un corredor importante que hay que cubrir por la cercanía con Coahuila, y que bueno, esto vendrá a seguir reforzando la estrategia que desde un inicio el gobernador planteó, de ir desde la zona metropolitana hacia afuera, que es en el 2014 y el 2015 la meta que se tiene trazada", explicó.

Luis García