15 de noviembre de 2013 / 11:41 p.m.

Monterrey.- Tras mantenerlo en secreto durante seis  meses, el Gobierno del Estado reveló la razón detrás de la falta de asignación presupuestal para el Penal de Mina: la vocación del proyecto cambió, para convertirse en instalaciones federales de máxima seguridad.

Jorge Domene, jefe de la Oficina de la Gubernatura, explicó que el plan consiste en que el Gobierno federal se haga cargo en lo económico y logístico de las instalaciones, que originalmente estaban pensadas como un centro de readaptación para procesados por delitos del fueron común.

Una vez concretada, la medida ayudará a que el estado se deshaga finalmente de los 3 mil internos peligrosos relacionados con temas de narcotráfico y delincuencia organizada que se encuentran recluidos en los penales del Topo Chico, Apodaca y Cadereyta.

La Secretaría de Finanzas confirmó esta versión, al precisar que la obra entró en una fase de federalización, lo que restará responsabilidad financiera a Nuevo León, que pensaba invertir miles de millones de pesos en el Penal de Mina.

Aunque Nuevo León había solicitado inicialmente la federalización del Penal de Apodaca, esta petición fue desechada por la Secretaría de Seguridad Pública.

La primera etapa en la construcción del penal de Mina, que incluye accesos y barda perimetral, fue concluida durante el presente año.

LUIS GARCÍA