5 de junio de 2013 / 03:39 p.m.

Mérida • Cae la noche y cientos de calles en Mérida, Yucatán, se quedan en penumbras. Actualmente, según datos otorgados por el ayuntamiento, alrededor de 16 mil lámparas no sirven.

“"La capital de Yucatán era considerada una de las ciudades mejor iluminadas en el país hasta que el gobierno del PRI cambió las luminarias anteriores para instalar otras de origen chino y de muy mala calidad"”, criticó el actual alcalde panista Renán Barrera.

El servicio de atención a quejas por defectos en el alumbrado público en Mérida recibió el certificado de calidad ISO 9001 en 2000, ya que durante la década pasada, el municipio se tardaba 48 horas en arreglar una lámpara reportada como descompuesta.

En 2013, la calidad en el servicio y el tiempo de respuesta cambió drásticamente. Desde hace seis meses no hay quien las arregle, porque existe un juicio penal entre el ayuntamiento y la empresa AB&C Leasing, dueña de las luminarias instaladas en Mérida.

“"Es injusto, mientras el gobierno y la empresa se pelean, nuestras calles permanecen sin luz"”, enfatizó Miguel Flores, vecino de la calle 31, en la colonia Francisco I. Madero, donde las lámparas no encienden desde diciembre.

Las noches transcurren y las cifras del municipio indican que son cada vez más las luminarias que no prenden. “Los reportes a Ayuntatel, el teléfono donde se atienden quejas ciudadanas por lámparas apagadas, aumentaron durante los últimos meses, en mayo alcanzamos la cifra récord de 20 por ciento de luminarias descompuestas”, afirmó Barrera.

En medio del conflicto legal y el aumento de luminarias descompuestas, el alcalde ordenó al Sistema de Información Geográfica Municipal realizar un mapa de luminarias reportadas. La gráfica preocupa a los habitantes de la capital yucateca.

“"Nosotros dejamos nuestros carros en la calle y durante los últimos días se han robado las pilas y los espejos de varios autos, queremos que el alcalde y los dueños se dejen de pelear y arreglen el sistema eléctrico"”, dijo uno de los afectados.

El conflicto entre el alcalde y los dueños de las luminarias alcanzó su punto más álgido las últimas semanas, cuando la población se enteró que la empresa AB&C Leasing tenía la facultad, por la terminación anticipada del contrato, de quitar todas sus lámparas y dejarlos sin luz.

“"Aunque la empresa ha confirmado que no lo va hacer, el ayuntamiento está preparado para solucionar cualquier contingencia si deciden quitar sus luminarias en los próximos días"”, aseguró el alcalde.

El conflicto

El problema inició en marzo de 2011, cuando Angélica Araujo, ex presidenta municipal de Mérida y actual senadora de la República, ordenó cambiar todas las luminarias, pero no las compró nuevas, prefirió arrendarlas a la empresa AB&C Leasing y pagar una renta mensual de 7.8 millones por 60 meses.

“"El contrato obligaba al ayuntamiento a pagar un total de 470 millones de pesos por luminarias que no le pertenecen al gobierno, además la empresa instaló un producto diferente al especificado en el contrato"”, dijo Barrera, quien desde el año pasado, cuando fue candidato a alcalde, prometió cambiar, una vez más, todas las luminarias.

Barrera ganó las elecciones y el pasado 24 de abril cumplió su promesa. Su municipio terminó anticipadamente el contrato con la empresa AB&C Leasing, la cual demandó al ayuntamiento.

“"Es ilógico lo que hace el presidente municipal, es totalmente irracional que termine un contrato de esta manera, la empresa ha sido prudente y lo único que realmente quiere es el bienestar de los ciudadanos y que el gobierno cumpla con los pagos del contrato"”, expresó Eduardo Noguez, jefe de Operaciones de la empresa afectada.

Para terminar el contrato, el alcalde argumentó que las luminarias son ilegales, porque no cumplen con la norma oficial mexicana. Barrera ha declarado una y otra vez que “"se descomponen porque son lámparas chinas y de muy mala calidad"”.

En contraste, la empresa afirma que sus productos no son los defectuosos. Los voceros de la empresa AB&C Leasing han señalado en innumerables ocasiones que todo el sistema eléctrico de Mérida está mal y que por eso las luminarias no prenden.

“"Te puedo asegurar que de las más de 15 mil lámparas reportadas solo 2 por ciento están descompuestas, el resto no prende porque la red eléctrica, responsabilidad del gobierno, está en pésimas condiciones"”, afirmó Noguez.

Iluminemos Mérida Vs. Mérida Merece Luz

En marzo, cuando el problema polarizó a los habitantes de Mérida, ambas partes se vieron en la necesidad de crear campañas informativas para dar a conocer, cada uno, su versión de los hechos.

La empresa creó el sitio web meridamereceluz.com; mientras, el ayuntamiento comenzó la campaña Iluminemos Mérida, que va desde un microblog en la página de internet de la presidencia municipal hasta spots televisivos en los canales de televisión local de Yucatán.

El juicio continuará y podría durar varios años pero en junio, según el alcalde, el municipio instalará las nuevas lámparas. “"En muy pocos días todos los habitantes de la capital tendrán nuevas y mejores luces en la ciudad"”, señaló.

MARCO ANTONIO CORONEL