Notimex
9 de abril de 2013 / 01:04 a.m.

Para disminuir el impacto de la derrota y elevar el estado de ánimo de cara al encuentro ante Morelia, el arquero Liborio Sánchez gritó hoy a sus compañeros de Querétaro, "de peores panteones hemos salido".

Pero es difícil superar la derrota del sábado en casa, olvidar el marcador 0-2 a favor de Cruz Azul y más cuando lo peor fue que Gallos Blancos se estancó en el último lugar de la tabla de porcentaje, la del descenso y no aprovechó que Atlante perdió, Puebla y Atlas empataron, para ejercer más presión.

"Sí te pega (la caída), pero uno tiene que sacar la buena cara para mostrársela a la familia y decirles que no pasa nada, estamos todavía en la pelea", dijo.

Agregó que "el equipo, quieras o no llega, con un poco de tristeza a la práctica de hoy, pero hay que levantarnos, para eso nos trajeron, en el equipo yo soy el más gritón, ahorita les decía de peores panteones hemos salido, creo que el equipo lo demostró, este grupo no se está hundiendo ni mucho menos, nos quedan 12 puntitos y hay que disputarlos como si fuera una final".

Anclado en último lugar en la tabla de porcentaje, Gallos Blancos tiene encima al Atlante, a siete puntos de diferencia a Puebla con ocho unidades y Atlas y a San Luis a nueve unidades, así que todavía tienen vida.

"Ahora todos los ojos o todos los oídos o todas las personas están pensando lo mismo, pero todavía nos quedan cuatro partidos y no se ha definido nada, son 12 puntos (en disputa), ellos están a nueve y todo puede pasar", dijo.

Luego habló de lo que vive día a día, al decir que "la verdad siempre me levanto con Dios en mi cabeza y en mi trabajo y siempre le pido que nos eche la mano, que siempre esté con nosotros y es lo principal, estar encomendado".

En sus deseos está "que no le vaya bien" a los otros equipos, aunque dijo que se concentra más en "hacer bien las cosas, porque me preocupa lo que haga mi equipo".

"La mente está puesta en nosotros, porque si nosotros ganamos, hay que esperar que ellos hagan su trabajo, pero lo principal es que nosotros trabajemos y saquemos el marcador, si no hacemos algo por nosotros de qué nos sirve que los otros pierden, creo que ahora lo principal son los Gallos y lo que podemos hacer en la cancha", declaró.

"Estamos conscientes y hay que ser hombrecitos, te soy sincero, si el equipo desciende pues nadie se va a morir, yo te puedo asegurar que del cien por ciento del equipo, el 98 por ciento se queda para que el vuelva a la Primera División, pero ahora no estamos pensando en eso, no ha pasado (el descenso) gracias a Dios, estamos todavía del otro lado y creo que podemos remediar las cosas y voltear todo esto".