26 de diciembre de 2013 / 10:12 p.m.

Mucha actividad le espera a Oribe Peralta en Santos Laguna, con el Torneo Clausura 2014 y Copa Libertadores, mientras que con la Selección Nacional, se viene el Mundial de Brasil.

Por todo esto, para "El Cepillo" es importante la parte física y mental, es por eso que entrena a tope con su equipo para no regalar nada, por lo menos en lo personal.

Mientras tanto, en la mente del delantero lagunero sólo existe el próximo encuentro, el cual será de caracter amistoso este sábado en la ciudad de Monterrey, ante los Tigres.

Viene un 2014 ajetreado para Oribe Peralta, con Copa Libertadores, torneo local y un Mundial. "Lo espero con muchos triunfos, es lo principal que buscaré, ir consiguiendo cosas mejores y el responderle a la gente que se lo merece", señaló.

De su participación en Chivas en la Copa Libertadores, rescata poco, pero lo mejor viene con Santos. "Tuve poca participación, pero sí recuerdo que cuando un equipo está comprometido y metido, puede ganar en cualquier lado".

Recuerda que se plantó muy bien y le ganó a equipos como Boca en Argentina. "Acá en México también hay cosas que se pueden hacer muy buenas".

Peralta mantiene esa mentalidad ganadora que le ha dado grandes frutos en su carrera profesional. Se viene un año de retos, pero para Peralta, en todos se debe entregar al máximo.

"Todos los años con importantes, tienes que darle la debida seriedad a cada cosa y hacer lo mejor que puedas, aún sea el torneo local o Copa Libertadores, sea lo que sea debes entregarte al máximo siempre".

Visitas complicadas

Santos Laguna comparte el grupo 8 en la Copa Libertadores con Peñarol de Uruguay, Arsenal de Sarandí de Argentina y Deportivo Anzoátegui de Venezuela, visitas que serán complicadas para el equipo de La Comarca.

"En la Libertadores todos los equipos son complicados, nos toca ir a Uruguay y creo que va a ser una visita muy difícil, también la de Argentina, entonces tenemos que estar preparados y sobre todo el no dejar ir puntos aquí en casa que va a ser lo primordial".

Finalmente, precisó que ya está mentalizado para la gran carga de trabajo que se le viene a él y al equipo.

"Estoy preparándome en lo mental, el estar siempre concentrado a la hora de jugar, el disfrutar al máximo a la familia, la verdad que la veo poco y eso hace que me recargue mentalmente y emocionalmente", concluyó.

LUIS SALCEDO CASSIO