24 de mayo de 2013 / 01:34 p.m.

Monterrey  • Luego del primer día de operativos para sancionar a unidades del transporte que no cumplan con el descuento del 50 al transbordo, el gobernador Rodrigo Medina advirtió que de mantener su postura, los empresarios perderán más ingresos que los reportados hasta hoy.

El mandatario estimó que de mantenerse la tendencia, en un mes habrán perdido 60 millones de pesos por las multas.

“Los transportistas no pueden de manera unilateral cambiar las tarifas ni hacerse a un lado y desconocer acuerdos que ya son oficiales”, amenazó.

El mandatario rechazó otorgar un subsidio a los permisionarios ó incrementar la tarifa de castigo.

Por el contrario, garantizó que los operativos se mantendrán hasta que el conflicto se solucione y amagó con cancelar permisos.

“En Nuevo León se aplica la ley y vamos a llegar ahora a las multas y si tenemos que llegar a las últimas consecuencias pues vamos a llegar hasta las últimas consecuencias.

“Recordemos que es un negocio particular, el Gobierno no presta el servicio, no vamos a subsidiar un negocio particular, porque si no tendría fila de empresarios que van a decir, ‘oye yo no presto transporte, pero vendo tacos, a mí también subsídiame’”, expuso.

Y aunque dijo que persiste la confianza de un arreglo, sentenció que los transportistas violan acuerdos y esto no se permitirá.

“Si no el día de mañana me van a decir: ‘hagamos una rueda de prensa y vamos a decir que vamos a subir las tarifas a 20 pesos y así va a aplicar el día de mañana’. Pues claro que no, no lo vamos a permitir”.

El estado prevé iniciar una medición sobre aforos del transporte urbano para determinar los ingresos de cada ruta y establecer si la prestación del servicio es o no buen negocio para los permisionarios.

“Podemos hacer un despliegue con 200, 250 personas que hagan un aforo de cuánta gente está utilizando el transporte, hacemos un cálculo de lo que ingresa en un día en todo el transporte colectivo y le quitamos los gastos, los combustibles y vamos a hacer público cuánto es lo que ganan”, detalló.

Hasta ayer, la situación seguía en suspenso.

Por la mañana, representantes de la Asociación de Transporte Público de Pasajeros, encabezados por Hernán Martínez Garza, se reunieron con el secretario general de Gobierno, Álvaro Ibarra.

Alrededor de las 10:00 los empresarios arribaron al Palacio de Gobierno y se dirigieron a la oficina del secretario, junto con el titular de la Agencia del Transporte, Víctor Manuel Martínez.

Después de dos horas a puerta cerrada, ofrecieron una rueda de prensa donde Ibarra Hinojosa afirmó que todo va por buen término.

Después de dicha reunión los transportistas indicaron que continuarían con su análisis y posteriormente regresarían al Palacio de Gobierno.

Al final no regresaron, según Víctor Martínez, porque no había nada que a ellos les interesara del ofrecimiento de la autoridad.

Finalmente hoy continuarán a las 10:30, sin embargo, aclaró que el Gobierno no negociará porque las tarifas no se modificarán.

“Les quiero comunicar a ustedes que nosotros estamos abiertos al diálogo, no a la negociación, la tarifa no se negocia”, comentó.

Dijo que lo que sí pueden ofrecer es gestionar ante el Gobierno Federal beneficios fiscales para los transportistas como la condonación del Impuesto al Valor Agregado al adquirir unidades nuevas.

Luis García y Sandra González