8 de septiembre de 2013 / 03:37 a.m.

El León pierde el invicto ante Chiapas. Los Panzas Verdes no supieron capitalizar su dominio sobre todo en el segundo tiempo y con un penal anotado en la primera parte por Carlos Ochoa cayeron anoche por la mínima diferencia.

Gullit y Britos perdonaron en las oportunidades más claras del juego y certificaron el primer descalabro en 20 partidos para la institución esmeralda.

En la primera parte la lluvia noqueó a los esmeraldas, le robó terreno e impidió que desarrollara el buen nivel que venía mostrando en jornadas anteriores. El daño colateral fue mayor, las condiciones del campo influyeron en lesiones en los atacantes más importantes que tiene la fiera: Franco Arizala y Mauro Boselli.

Ambos jugadores colombiano y argentino salieron de cambio mucho antes de que terminara la primera parte. En su lugar ingresaron Elías Hernández y Hernán Darío Burbano, respectivamente.

Antes de comenzar el partido, Matosas quiso madrugar a Chiapas modificó su alineación: de último minuto mandó a Nacho González en lugar de Elías Hernández.

La visita se vio menos afectada por la cantidad de agua que cayó previo y durante los primeros 45 minutos sobre la grama del Estadio León que recibió una lluvia copiosa.

Se adaptó mejor a las circunstancias y bien acomodado atrás apostó a lo que pudiera hacer Carlos Ochoa en punta.

El juego brilló por la entrega y por el poco control del esférico. Ambos equipos lucharon por imponerse en el terreno de juego con pelotazos buscando ganar las espaldas o el error del rival.

Poco peligro, casi nulo sobre las porterías. Jiménez – Chiapas- y Yarborugh - León-, no tuvieron la posibilidad de posicionarse de buena manera en alguna jugada para poder meter en problemas a los arqueros.

Fue hasta el minuto 40 que en una jugada muy rápida en medio campo Ochoa encontró una pelota filtrada dentro del área. El atacante visitante salió a toda velocidad ganando la posición.

La jugada obligó una salida temeraria sobre los linderos del área chica por aparte de William Yarborug. Carlos Ochoa cayó al césped y Ricardo Arellano Nieves decretó un penal a favor de los chiapanecos.

Dos minutos más tarde, el diez de Chipas cobró la falta desde el manchón penal y venció a Yarborugh mandando su disparo a lado izquierdo del arquero, engañándolo completamente.

En el segundo tiempo continuó la lluvia pero apareció la intensidad y las oportunidades para el León. Los verdes buscaron desde el primer minuto del complemento el gol que les diera el empate.

Chiapas dejó sólo a un hombre en punta y apostó por complicarle el traslado de la pelota a la fiera en medio campo y buscar el contragolpe para hacer daño a un León que por obligación pero también por estilo de juego siempre busca ofender con muchas unidades.

Los verdes apretaron con mucha intensidad la salida del conjunto albo y encontraron por lo menos cuatro remates importantes con destino de gol sobre la puerta de Jiménez antes de que se cumpliera la hora de juego.

Carlos Peña tuvo una muy clara, en una jugada individual, en un autopase entre dos defensores de Chiapas quedó pleno, sin marca y franco para fusilar. El Gullit dudó dos tiempos y su disparo pasó rosando el poste izquierdo de la portería rival.

Un par de minutos más tarde, Matías peleó una pelota dentro del área grande que había quedado perdida en un centro. El uruguayo fue derribado dentro del área y Arellano Nieves marcó el segundo penal del partido ahora a favor de los locales.

Britos pidió el esférico, lo puso sobre el manchón penal. El nueve verdiblanco que anotó en el juego pasado ante Santos tuvo en su pies el empate en el marcador, pero el lance de Jiménez atajó el esférico, impidiendo la anotación.

El partido exigía de un extra, Rafael Márquez se desprendía con mucha facilidad de la zaga y se convertía en un mediocampista ofensivo, o hasta un delantero más. El juego terminó con 20 jugadores en terreno de Chiapas.

Sobre el final del duelo, los contragolpes visitantes aparecieron y en una jugada muy apretada el central del cotejo anuló un gol que parecía legítimo para los dirigidos por Sergio Bueno.

Los verdes perdieron su oportunidad en el marcador luego desperdiciar 25 minutos donde tuvieron un par jugadas de gol, y sentenciaron su primer derrota del torneo.

Francisco Vela