20 de mayo de 2013 / 10:24 p.m.

El equipo deberá aprovechar el buen momento que vive y demostrar que ganar la Copa MX no fue casualidad, aseguró el defensa de Cruz Azul, el colombiano Luis Amaranto Perea, quien dijo que están ante el partido de su vida.

"Es momento de demostrar que la Copa no fue una casualidad, los equipos tienen que aprovechar el buen momento que se les presente, ojalá tengamos la capacidad de confirmar el momento que vivimos y terminar con tantas cosas negativas que a lo largo de la historia le han pasado al equipo".

Perea dijo que con base en el buen paso con el que llegan a esta final contra el acérrimo enemigo, esperan continuar con el futbol que han demostrado en el cierre del torneo y en esta liguilla para salir avante del que calificó como el partido de sus vidas.

"Hay que encarar el partido como que es el partido de nuestras vida, creo que la motivación ya está, jugar una final ya está, es algo que no se da cada ocho días, y sobre todo recordar que en febrero el equipo casi toco fondo, ahora hay que aprovechar lo que hemos hecho para salir de ahí y poner todo eso en la final", dijo.

Manifestó que la clave para buscar el título será hacer un partido inteligente, sobre todo en casa con el apoyo de su gente, y después tratar de cumplir lo que todo jugador desea, levantar el cetro en la cancha del rival.

"Son dos partidos y hay que ser inteligentes, intentar inclinar la balanza a favor con nuestra gente en casa y después ver qué pasa, jugar de local se hace determinante, después no sabemos cómo se vaya a presentar".

"Hay que hacer todos los correctivos para que no pase nada raro, son 180 minutos en los que puede pasar cualquier cosa y nosotros estamos preparados para encarar cualquier circunstancia", añadió el jugador en conferencia de prensa en La Noria.

"Ojalá se dé poderlo levantar (el título) en el estadio del enemigo, por decirlo de alguna manera sería el panorama ideal para cualquier jugador de futbol, pero pensar en que el partido de casa es el más importante porque ahí hay que hacer la gran diferencia y simplemente completarlo allá", concluyó.