3 de enero de 2013 / 04:18 p.m.

Monterrey • El albergue municipal Antonio I. Villarreal amaneció sin vacantes, pues todas las 26 camas que estaban disponibles fueron ocupadas por indigentes y personas sin hogar que fueron recogidos durante la noche en diversos puntos donde acostumbran pernoctar al aire libre.

Con una temperatura que llegó desde la noche anterior a los seis grados, elementos de Protección Civil de Monterrey recorrieron los hospitales, plazas, mercados y pasos a desnivel donde acostumbra vivir la gente sin hogar.

Todos pasaron la noche calientitos en un catre, bien cobijados y atendidos.

Esta mañana les dieron quesadillas, té caliente y hasta rosca de reyes como postre. Al ver la buena atención, algunos se pusieron exigentes o nostálgicos y pidieron galletas. El menú no las incluía, pero con el pan quedaron contentos.

Luego de desayunar, los elementos de Protección Civil los llevaron a sus puntos de trabajo y les prometieron que por la tarde pasarían por ellos para llevarlos de nuevo al albergue.

El albergue seguirá abierto mientras duren las bajas temperaturas.

FRANCISCO ZÚÑIGA