6 de febrero de 2013 / 11:36 p.m.

Parece ser que los dos goles que Lucas Lobos anotó en el partido ante Xolos, no solo no sirvieron para el triunfo felino, si no también no hicieron convencer al capitán en torno a su bajo nivel que él se mismo se adjudicó la semana pasada.

“Era lo que pensaba (desde la semana pasada), lo sigo sosteniendo hasta el momento, al menos en ese momento sentía que no estaba a mí nivel y a pesar de que el otro día convertí, creo que todavía falta, así que seguimos trabajando con la idea de poder mejorar y poder llegar al cien por ciento”, comentó.

Fue el miércoles previo al encuentro ante Tijuana, cuando el medio ofensivo dijo en conferencia de prensa que no se sentía en buena forma futbolística, 3 días después convirtió en dos ocasiones y ayer ante los medios nuevamente dijo sentirse bajo en su porcentaje de juego.

“No me siento lejos (de su nivel de juego) pero se que puedo mejorar, si bien a veces quisiera estar mejor, a veces dependemos del equipo y lo dije en general, así como yo sentía que no me sentía bien, sentía que el equipo podía dar más, no se trata de estar (en buen nivel) solamente uno, necesitamos de todos, una cosa lleva a la otra”, puntualizó.

Lobos, sintió una mejoría en el equipo a comparación de los otros partidos, pero al final de cuentas el sabor un poco amargo se mantiene en el argentino, ya que no se pudo ganar.

“Sabíamos que nos enfrentábamos a un equipo que juega bien, por algo fue el campeón y sigue manteniéndose en los primero lugares, sabíamos que sería difícil, pero si hubo una mejora por parte nuestra, sentimos que hemos mejorado pero no se gana.

“A veces parece que lo importante sería ganar nada más, pero nosotros tenemos en mente de que si bien mejoramos, podríamos haber ganado o si bien perdido, fue un partido de muchas idas y vuelta, cometimos errores, los terminamos pagando, pero eso no quiere decir que el equipo anduvo mal”, puntualizó.

CONTRA LA HISTORIA

Luego de que Tigres suma 10 años sin ganar en el Nemesio Diez, ante los diablos este fin de semana, Lucas Lobos espera terminar con ese maleficio que arrastran desde hace una década.

“Sé de la historia que nos corre atrás de hace diez años que no se puede ganar allá, pero creemos que se puede ganar, es otro equipo, tampoco podemos cargar la historia de los diez años, nos queda ir a asumir las cosas en contra que tenemos, jugar al medio día, la altura, eso no podemos pensar en eso, tenemos que dejar eso de lado y buscar el partido”, finalizó.

Jair Ramos