27 de junio de 2013 / 01:20 a.m.

Pese a perder la semifinal de la Copa Confederaciones, el seleccionador uruguayo Oscar Washington Tabárez se dijo satisfecho con el partido, ya que no permitieron que Brasil se pusiera cómodo.

Esta tarde, Uruguay perdió 1-2 frente a la "canarinha" en el estadio Mineirao, donde protagonizaron un nuevo clásico sudamericano, correspondiente a una de las "semis" de dicho certamen.

"En todos los partidos anteriores, Brasil salió con una propuesta avasallante, como contra Italia (4-2), con los defensas laterales jugando bien adelantados. Hoy no pudo", destacó Tabárez en conferencia de prensa.

"El partido se terminó de jugar en el área de Brasil. Jugando así, estamos en condiciones de pelearle a cualquiera", aseguró el entrenador, quien dijo no tener nada que reprocharle a sus jugadores.

La "Celeste" fue superior la mayor parte del tiempo, no permitió que los brasileños se acercaran al marco comandado por Fernando Muslera pero no lograron definir sus ocasiones, todo lo contrario a su rival que marcó en las únicas dos que generó.

"Tenemos que aceptar la derrota. Podríamos haber vencido, tuvimos oportunidades para eso y perdimos ante un gran equipo, en la casa de ellos, aunque lamentamos no llegar a la final", expresó el técnico, quien guió a los "charrúas" en la conquista de la Copa América 2011.

Por último, al cuestionarle sobre la gran final, el otro protagonista saldrá del encuentro entre España e Italia, "El Maestro" confesó que le gustaría ver a los anfitriones y a los campeones del mundo luchando por el título.

"Me llena de curiosidad ver ese partido. Sería lindo ver un equipo que oficia de local, que ganó todos sus partidos, contra un equipo que viene de ganar las principales competiciones de los últimos años. Creo que va a ser un gran aporte para la historia del futbol", apuntó.

Notimex