11 de enero de 2013 / 01:33 a.m.

El torneo pasado fueron uno de los mejores locales, en temporada regular no perdieron en el estadio Nemesio Diez y sólo hasta la liguilla vieron vulnerado su infierno. Por eso, los Diablos Rojos del Toluca quieren que su estadio siga como una aduana complicada para todos los rivales, intención que forjarán desde este domingo ante la Franja del Puebla.

"Sabemos que (Puebla) va a venir motivado porque este torneo estrena técnico, todos se quieren mostrar y va a ser un equipo fuerte, pero nosotros estamos ocupados en el trabajo, tratando de hacer que siga pesando la localía, sacar los primeros tres puntos en casa y empezar a apuntar a los primeros lugares de la tabla", comentó el delantero Carlos Esquivel.

Los Diablos quieren tener buen ritmo de juego, pero sobre todo buenos resultados, cuando arranque la participación en Copa Libertadores, por eso el casaca 11 de los 'choriceros' detalló: "es importante obtener la mayor cantidad de puntos, en casa es fundamental sumar de a tres en tres, y hay que ir paso a paso, poco a poco, el equipo creo que está funcionando bien, el trabajo lo está dando y esperamos el domingo tener un buen resultado".

Pero Toluca sabe que ante Puebla no será sencillo, ya que se toparán con un equipo ordenado y decidido a llevarse por lo menos un punto de suelo toluqueño. Por eso, Carlos Esquivel dijo que será importante "tener posesión, tratar de hacer un partido inteligente, son 90 minutos y el gol tiene que caer. Como dicen, va a ser complicado por la forma de jugar de Manuel Lapuente, pero hay que tratar de buscar lo nuestro generar llegadas y tratar de aprovechar".

Jesús Quezada