11 de abril de 2013 / 11:07 p.m.

Ciudad de México • El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, reveló que la investigación que hizo el Cisen y que frustró el atentado contra los legisladores federales Ricardo Monreal Ávila y David Monreal, tuvo su origen en una pesquisa contra un grupo del narcotráfico.

“…había una investigación de seguridad nacional, que se iniciaban trabajos técnicos para identificar a una célula de delincuencia organizada, concretamente de narcotráfico”, por lo que pidieron la autorización de un juez especializado para grabar las conversaciones de los delincuentes.

De la indagatoria, explicó, se pudo conocer que dos integrantes de esa célula delictiva hablaban en “clave” y fue así como pudieron conocer que pretendían matar a los hermanos Monreal.

En entrevista con Joaquín López-Dóriga, en Radio Fórmula, el funcionario dijo que por el momento presumen que el autor intelectual del atentado es el empresario Arturo Guardado, éste último que ha señalado a su chofer como el responsable, pero su empleado también lo acusa a él.

De lo que saben, apuntó, es que presuntamente el empresario culpa a los Monreal de la desaparición de su hermano Juan Carlos Guardado, quien fue edil interino del municipio de Fresnillo, y que desapareció en febrero de 2011, sin que se conozca su paradero hasta el momento.

El procurador señaló que también fue encontrado el cuerpo de una mujer descuartizada, cuyos restos están cotejando, para saber si es la misma persona que sirvió de intermediaria para supuestamente pagar dos millones de pesos por el rescate del ex edil.

RUBÉN MOSSO