DAVID MONROY
16 de mayo de 2013 / 09:50 p.m.

Cuernavaca • La Procuraduría General de Justicia de Morelos tiene tres meses más para concluir la investigación del supuesto ataque policiaco contra el Fiscal Estatal, Rodrigo Dorantes Salgado, en el que murieron tres escoltas del funcionario al enfrentarse con elementos de la Policía Estatal, el pasado 7 de febrero, en esta ciudad.

El medio día de este jueves, la Juez de Control, Elvia Terán Peña, determinó que la solicitud del fiscal del caso tuvo elementos suficientes, y le permitió extenderse en el tiempo para finiquitar la indagatoria que determinaría el grado de responsabilidad de diez policías estatal que se encuentran presos por su participación en los hechos.

 

En su determinación, la jueza consideró que los hechos fueron trascendentes y serios, lo que hace necesario que se conozca con exactitud la verdad histórica de los hechos.

La determinación recibió la negativa de la defensa de los diez policías estatales que participaron en los hechos y que se encuentran en prisión preventiva hasta que se resuelva el grado de participación de cada uno.

El pasado 7 de febrero, varios policías a bordo de sus patrullas, dieron alcance al convoy en el que viajaba el fiscal estatal, Rodrigo Dorantes. Tras la glorieta ubicada en la avenida 10 de Abril, los elementos hicieron contacto con el funcionario y su escolta, lo que derivó en un enfrentamiento a tiros en el que murieron los tres escoltas del Procurador, quienes además de disparar, también cerraron el paso al grupo de patrullas.

La acción permitió que el funcionario huyera del lugar ileso, aunque estudios periciales revelaron que la camioneta blindada en la que viajaba, no sólo presentó disparos, sino que ellos se impactaron a la altura de la cabeza de Dorantes Salgado.

Los policías estatales involucrados sostienen que en todo momento recibieron instrucciones por radio de perseguir el convoy, en tanto que, a pesar de los videos y versiones recogidas durante las audiencias previas del proceso, aún no existe la certeza de quién disparó primero y si existen otras motivaciones para el supuesto atentado, que no tenga como origen la confusión.