2 de junio de 2013 / 02:40 p.m.

Rodolfo Ríos explica que indagan todas las camionetas que pasaron por el lugar; informa que en el cateo al inmueble hallaron mota, cocaína y psicotrópicos.

 

México • La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal no encontró rastros de violencia adentro y afuera del bar Heaven de la Zona Rosa, donde tampoco hay indicios de que haya llegado un comando armado para someter a 11 jóvenes.

En conferencia de prensa, donde mostró los videos que grabaron las cámaras de seguridad en aquella zona, explicó que las autoridades investigan todas las camionetas que transitaron durante la mañana del domingo 26 de mayo por calles como Lancaster, Hamburgo y Paseo de la Reforma sin que con ello asuman que las víctimas fueron obligadas a abordar alguna.

El procurador capitalino, Rodolfo Ríos Garza, aclaró que aun con este seguimiento que tienen de los vehículos, algunos de uso para mudanzas y transporte de alimentos, actualmente no tienen la certeza de que los jóvenes hayan asistido al centro nocturno.

"No tenemos acreditado, en este momento, en la averiguación previa que así haya sido, que se haya presentado un comando", expuso en conferencia de prensa.

Agregó que la policía tampoco ha relacionado el supuesto hallazgo de cadáveres en el Estado de México con los desaparecidos.

"En relación con los supuestos tres cadáveres que aparecieron en el Estado de México, les quiero aclarar, como ya se hizo en la Procuraduría General de Justicia de (ese) Estado que no es correcta, no hay estos cadáveres; es decir, todavía no tenemos cadáveres. Todavía no tenemos a las personas que se encuentran desaparecidas", insistió.

Ríos Garza señaló que durante el cateo al bar Heaven encontraron 12 pastillas psicotrópicas, 42 gramos de mariguana, cocaína, 10 fragmentos de huellas dactilares y documentos que son analizados.

Explicó que los peritos ubicaron un "orden razonable y ningún signo de violencia" en la estancia donde convivían los clientes, en la barra de bebidas, en el área de administración, ingreso y otras áreas del inmueble, ubicado en Lancaster 27, colonia Juárez.

Para hacer la confronta de las huellas dactilares, la PGJDF solicitó ayuda a los familiares de las víctimas con la entrega de cualquier objeto o prueba de identidad.

"Instruí que parte de los objetos los trajeran para identificar las huellas dactilares para que nosotros tuviéramos la certeza de que estas personas estuvieron, por supuesto, en ese lugar y también, por ende, buscar cómo llegaron (al bar)", comentó.

Al respecto, las familias de los jóvenes sostienen que ellos estuvieron en el Heaven.Incluso la esposa de Rafael Rojas Martínez informó a las autoridades que unos minutos antes de desaparecer, se comunicó por teléfono para informarle que iba de regreso a su casa.

La mujer explicó que cerca de las 10:00 horas del pasado domingo, su pareja sentimental le confirmó que estaba en el after a lado de un amigo y escuchó cuando les indicaban que tenían que desalojar y al mismo tiempo apagaron la música.

El procurador capitalino informó que la Fiscalía Antisecuestros ya giró los oficios para que comparezcan ante el Ministerio Público los policías de la Secretaría de Seguridad Pública asignados a la Zona Rosa.

Además de que solicitaron a las procuradurías estatales y a la PGR su colaboración para que coadyuven en la búsqueda.

Ríos Garza descartó la posibilidad de declinar competencia a fin de que sea el Ministerio Público Federal el que retome las investigaciones.

LETICIA FERNÁNDEZ