JOSÉ ANTONIO BELMONT
29 de agosto de 2013 / 11:53 a.m.

México • La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) rechazó que tenga en su poder los 13 cuerpos relacionado con el secuestro en el bar Heaven y el desglose de la indagatoria realizada por la PGR.

 

El Ministerio Público Federal informó el martes pasado haber remitido los restos y la información del caso a la dependencia capitalina; sin embargo, autoridades de la PGJDF revelaron que esa situación es falsa.

 

Incluso, familiares de las 12 personas desaparecidas el 26 de mayo aseguraron que la PGR concluirá los estudios periciales a los cuerpos encontrados en la fosa de Tlalmanalco, Estado de México, antes de trasladarlos a la procuraduría capitalina.

 

Tras reunirse con autoridades de la PGR, las familias revelaron que aún no se concluyen estos estudios, por lo que no han sido remitidos al Servicio Médico Forense capitalino, como lo indicó la dependencia federal en un comunicado el martes.

 

De igual forma, revelaron que autoridades de la PGR aceptaron que la ropa de las víctimas que les mostraron esta semana (encontrada presuntamente en la fosa) no corresponde al caso.

En tanto, Víctor Manuel Aguilera, detenido el pasado 22 de agosto, reveló nombres, alias y domicilios de la mayoría de los 17 sujetos que participaron en el secuestro y traslado de las víctimas al rancho de Tlalmanalco.

Autoridades de la PGJDF explicaron que tras la captura de este sujeto la Fuerza Antisecuestro le mostró los videos en los aparecen las personas que participaron en esa acción delictiva.

 

El detenido —actualmente arraigado— reconoció a la mayoría de sospechosos y detalló la logística que siguieron después de que los jóvenes fueron sacados del bar de la Zona Rosa.

 

Aguilera admitió su participación en los hechos del 26 de mayo y explicó que una vez que subieron a los jóvenes a diferentes vehículos, los trasladaron al rancho La Mesa.

 

Tampoco en el Semefo

Funcionarios del Tribunal Superior de Justicia del DF también rechazaron que los cadáveres estén en el Instituto de Ciencias Forenses (Incifo), como ha ocurrido con otras ocasiones, como en el de los indocumentados de San Fernando, Tamaulipas.

 

Sin embargo, el Incifo mantiene una guardia permanente para recibir los cadáveres y resguardarlos hasta que sean reclamados por las familias.

 

En este caso, los parientes de las víctimas propusieron que especialistas argentinos realicen un nuevo peritaje, pues dudan que los cuerpos hallados en el Estado de México sean los de sus hijos.

 

En este sentido, la organización civil Cencos es la encargada de llevar a cabo el acercamiento entre los peritos extranjeros y los familiares del Heaven, quienes señalaron esta semana que las ropas halladas en la fosa de Tlalmanalco no son las que llevaban las víctimas el día de su desaparición.

Asimismo, han cuestionado las pruebas de ADN que realizó la PGR, luego de que nadie reconoció las características físicas de sus familiares a través de las fotografías que les fueron mostradas en la PGR.

 

Los cadáveres muestran un avanzado estado de descomposición, pues tenían casi 90 días al momento de ser encontrados en la fosa clandestina, lo que complicó su identificación.