3 de agosto de 2013 / 01:48 p.m.

Monterrey • La imprudencia por parte de trabajadores de Ternium fue el principal detonante en la tragedia ocurrida el pasado 22 de julio en la planta Guerrero, ubicada en San Nicolás de los Garza.

Tal negligencia estriba en la falta de cuidados por parte de algunos trabajadores, quienes habrían desatendido los procedimientos de seguridad mientras realizaban labores de mantenimiento en una tolva.

A 11 días del incidente, la Procuraduría General de Justicia del Estado determinó que la explosión y el flamazo ocurridos en la empresa Ternium, ocurrieron a causa de la acumulación de gases, que entraron en contacto con una chispa.

Las autoridades estatales emitieron este viernes un comunicado, para informar los resultados que arrojó el peritaje.

“El foco de la explosión y flamazo se ubicó en un área de la tolva, donde se encontraba almacenado el gas proceso (compuesto por nitrógeno, hidrógeno, gas metano y otros), el cual es utilizado para transporte neumático de materia prima, por medio de una banda transportadora al horno”, precisa el informe.

Según el reporte de la Dirección de Servicios Periciales, el siniestro se originó debido a la acumulación de gas proceso en la tolva y, al realizar maniobras para quitar la tapa para mantenimiento, provocó la fuga de gas metano del interior de la tolva hacia el área en donde dos equipos de trabajo (personas) realizaban labores de mantenimiento.

Al entrar en contacto con una chispa, el material provocó la explosión, que a su vez ocasionó daños en la estructura y el flamazo que alcanzó a 14 trabajadores.

El accidente cobró la vida de 10 personas: dos fallecieron al momento y el resto durante los siguientes días en diferentes hospitales.

De acuerdo con el informe oficial, los peritos del Instituto de Criminalística y Servicios Periciales realizaron una vista aérea en donde ocurrió el siniestro, entrevistaron al personal encargado del inmueble y examinaron diversos elementos.

La autoridad detalló que: “Se descarta cualquier otra causa probable que originara el siniestro. La acumulación de gas en la tolva se generó debido a una falla en el sistema de bloqueo de retorno de gas en el tanque de separación de líquidos.

“La causa del siniestro fue por la falta de seguimiento en los procedimientos de seguridad y una valoración insuficiente al intervenir los equipos (personas) involucrados”.

Por el momento el Ministerio Público prosigue con la integración del expediente sobre este caso ocurrido en San Nicolás, y en fechas próximas podría deslindar responsabilidades de tipo penal.

El siniestro tuvo lugar alrededor de las 13:30 del 22 de julio en la planta de la calle Guerrero.

En primera instancia, la contingencia fue atendida por cuadrillas de seguridad y bomberos de la propia compañía, mientras guardias del inmueble impidieron el acceso de las instituciones oficiales.

Por tal motivo, dos vigilantes fueron remitidos a la agencia del Ministerio Público por impedir las acciones de Bomberos y Protección Civil, pero fueron liberados dos días después bajo las reservas legales.

Ayer se informó que la empresa Ternium podría ser multada hasta con 600 mil pesos por parte del municipio de San Nicolás de los Garza.

Fue el alcalde nicolaíta, Pedro Salgado Almaguer, quien reveló que ya inician el procedimiento contra la compañía por la falta de seguridad en la misma y por impedir que elementos municipales ingresaran a la planta para atender la contingencia.

Sería el día 7 de agosto cuando la Dirección de Protección Civil del municipio de San Nicolás de los Garza emita un dictamen al respecto.

De igual forma, la Secretaría del Trabajo alista una sanción a la empresa por el incidente, aunque aclararon que en general la empresa ha cumplido.

AGUSTÍN MARTÍNEZ Y DORA IRENE RIVERA