20 de febrero de 2013 / 01:44 a.m.

Durante el lunes, los familiares acudieron al Semefo a reconocer y reclamar oficialmente los restos del funcionario federal y de su hermano.

 Monterrey.- • Las autoridades de la delegación estatal de la PGR atrajeron las investigaciones para tratar de esclarecer el asesinato del agente del Ministerio Público Federal y de su hermano, a quienes victimaron el pasado domingo.

Mientras se realizaban los trámites correspondientes para esa situación, los familiares del fiscal Manuel Balmori Garza y su hermano Alberto se presentaron en el Servicio Médico Forense (Semefo) del Hospital Universitario.

Fue en el transcurso del lunes en la tarde cuando los testigos acudieron al Semefo a reconocer y reclamar oficialmente los restos del funcionario federal y de su hermano, quien se desempeñaba como piloto aviador.

Como las autoridades investigadoras de la federación manejan con hermetismo el caso, hasta el momento lo único que se ha confirmado es que los hermanos Balmori Garza se dirigían a Nuevo Laredo, Tamaulipas, para investigar la desaparición de otro de sus consanguíneos, a quien supuestamente “levantaron” en el transcurso del pasado sábado.

El fiscal Balmori Garza, quien tenía apenas un mes comisionado en el municipio de Linares, pidió autorización para trasladarse a la ciudad fronteriza, después de enterarse que integrantes de un grupo de la delincuencia organizada habían privado de la libertad a su familiar.

Pero solo alcanzaron a llegar hasta el kilómetro 42 de la carretera a Laredo, a la altura del municipio de Escobedo, donde fueron interceptados por el o los victimarios, quienes los asesinaron y dejaron abandonados en la cajuela del vehículo Passat propiedad del agente del Ministerio Público.

REDACCIÓN