Ignacio Alzaga 
24 de agosto de 2013 / 12:56 a.m.

 

Ciudad de México • La Procuraduría General de la República interpuso el recurso de revisión contra la sentencia que concedió el amparo a Rafael Caro Quintero para que obtuviera su libertad, aun cuando debía cumplir 12 años más de condena, y prepara acciones legales porque aseguró que el Ministerio Público de la Federación fue notificado hasta el 9 de agosto de la orden de excarcelación que se dictó dos días antes.

Además solicitó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que atraiga el caso del amparo que promovió Ernesto Rafael Fonseca Carrillo, Don Neto, para evitar que sean los mismos magistrados que liberaron a Caro Quintero quienes lo resuelvan.

El ex líder del Cártel de Guadalajara abandonó el penal estatal de Jalisco la madrugada del 9 de agosto, mientras que la PGR asegura que fue ese mismo día hasta las 10:00 horas cuando se le notificó del fallo judicial que permitió al capo salir de prisión sin cumplir su sentencia de 40 años.

Caro Quintero sólo purgó 28 años de prisión y volvió a ser el fugitivo W434766259 del gobierno de Estados Unidos relacionado con una decena de cargos por conspiración de narcotráfico, además del asesinato del agente de la DEA Enrique “Kiki” Camarena, perpetrado en 1985.

La PGR informó que el jueves se inconformó contra el amparo que concedió el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Tercer Circuito en el estado de Jalisco.

“En dicho recurso que será analizado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la PGR considera que es insostenible la decisión del Tribunal Colegiado por los absurdos e ilógicos razonamientos de los magistrados José Felix Dávalos Dávalos, Lucio Lira Martínez y Rosa Lía Isabel Moreno, que determinaron que un juez federal no se encontraba facultado para juzgar a Rafael Caro Quintero y como consecuencia, un tribunal unitario ordenó su inmediata libertad.

“En la resolución impugnada por la PGR, el Tribunal Colegiado refirió que los delitos de privación ilegal de la libertad y homicidio cometidos contra Enrique Camarena Salazar y Alfredo Zavala Avelar, no eran competencia de un juez federal dado que, aun cuando estaba demostrado que Camarena Salazar era agente diplomático del gobierno norteamericano debidamente acreditado en México”, puntualizó la dependencia.

La procuraduría indicó que el tribunal sostuvo que los delitos cometidos en su contra que le quitaron la vida, no se habían cometido con motivo del ejercicio de sus funciones como miembro de una misión diplomática y es con base en estos infundados argumentos, que el Colegiado decidió liberar a Caro Quintero.

“En el caso de Alfredo Zavala Avelar, los magistrados del Tribunal Colegiado le negaron la calidadde servidor público federal en virtud de que el móvil del homicidio no estaba relacionado con las funciones de piloto de la entonces Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos, interpretación que no encuentra sustento en ley alguna”.

“El recurso de revisión promovido por la PGR impugnó además la decisión del Tribunal Colegiado que ordenó la liberación inmediata de Caro Quintero, en virtud de que conforme a los más recientes criterios emitidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en todo caso, los magistrados debieron haber ordenado la remisión del expediente penal al juez estatal que el Tribunal Colegiado consideró competente.

Agregó: “La PGR tiene en su poder la constancia de notificación que se le entregó al Ministerio Público adscrito al Segundo Tribunal Unitario del Tercer Circuito de donde se desprende que fue hasta las diez horas del día nueve de agosto cuando el Tribunal Unitario hizo del conocimiento del Ministerio Público la sentencia que ordenó liberar a Rafael Caro Quintero, por lo que se encuentra preparando las acciones legales que corresponda”.

Respecto a Don Neto sostuvo que ante el mismo Tribunal Colegiado está pendiente de resolución un amparo directo promovido por el narcotraficante, quien es coacusado de los mismos delitos que Rafael Caro Quintero.

Por ello, la Procuraduría consideró necesario que a fin de evitar que los mismos magistrados del Tribunal Colegiado sean quienes resuelvan este amparo utilizando idénticos argumentos por los que liberaron a Caro Quintero, el día de ayer se solicitó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación atraiga el caso a fin de que sea analizado de manera conjunta con el recurso de revisión promovido.

“La Procuraduría General de la República dará seguimiento puntual al trámite del recurso ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación para velar que en este caso como en cualquier otro, se tomen en cuenta además de los derechos de los inculpados, los derechos de las víctimas y de la sociedad que representa el la PGR que en este procedimiento no fueron ponderados”, señaló.