13 de abril de 2013 / 05:51 p.m.

Culiacán • Jesús Murillo Karam, procurador General de la República, afirmó que el sistema de justicia penal resultaba anacrónico e inútil, por lo que el incremento delincuencial tomó por sorpresa al país, sin imaginar al extremos al que se ha llegado.

Entrevistado luego de participar en el foro de consulta rumbo al Plan Nacional de Desarrollo, el funcionario llamó a tomar medidas a mucha velocidad para reparar muchas fallas “de un vehículo” que está en movimiento y no se puede detener.

Señaló: “éramos un país en paz, era un país que no nos imaginábamos que podía irse hasta donde ha llegado, que no teníamos idea que podría llegar a los extremos que ha llegado y hoy tenemos que tomar medidas no solo extraordinarias, sino a mucha velocidad. Y tenemos que ir corrigiendo las fallas y las averías del vehículo en el que caminamos conforme éste anda en marcha, ni siquiera nos podemos parar a repararlo”.

Garantizó que con el nuevo sistema de justicia penal ya no habrá inocentes en la cárcel. “Era necesario llegar ya a una reforma de fondo”, insistió.

Dijo que en México, como en todo el mundo, nos fuimos dando cuenta de que “innovaciones tecnológicos, cambios de modos, de capacidades, de virtudes, iban modificando la propia vida en común”.

Además coincidió con el gobernador del estado, Mario López Valdez, sobre que se tienen que mejorar y precisar los objetivos del examen de control de confianza a los policías.

Quienes representan la ley y tienen que aplicarla deben producir “un sentimiento de tranquilidad, porque están en lo que están y esto requiere virtudes, valores que son los que se tienen que medir: la ética, el deseo de servicio y la capacidad para hacerlo”, puntualizó.

Sin embargo, lamentó que “en un ánimo de imitación simple nos fuimos por valores de otras latitudes, de otros países y creo que estamos cayendo en cosas como que a veces policías buenos son separados por cuestiones de que los valores de confianza que medimos no eran el propósito real de medición”.

Murillo Karam también confirmó que la PGR se hizo cargo del resguardo de Javier Torres Félix, El JT, quien fue deportado de Estados Unidos a México.

En conferencia de prensa, aseguró que al supuesto lugarteniente de Ismael Mayo Zambada García “se le va a dar el trato que se otorga a todos. Se le va a cuidar como se cuida a todos y se le dará el tratamiento que la ley señala”.

Evitó detallar los delitos contra Torres Félix, pero estableció: “sé que tiene cuentas que rendirle a la justicia y mi trabajo es que las rinda, eso se los garantizó”.

CYNTHIA VALDEZ