8 de enero de 2013 / 03:31 a.m.

La alcaldesa de Monterrey indicó que será la misma PGR quien señale los términos de esta entrega y las atribuciones de los dueños, si serán las mismas antes del atentado o si con algunas limitaciones.

 

Monterrey.- • La alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, confirmó que la Procuraduría General de la República restituyó la posesión del Casino Royale a los propietarios del inmueble, es decir Carlos Alejandro Salinas Martínez, desde el pasado mes de noviembre.

Arellanes Cervantes expuso en rueda de prensa que incluso la propia autoridad federal le notificó por medio de un oficio al municipio sobre la entrega del predio, por lo que menciona la edil que será la misma PGR quien señale los términos de esta entrega y las atribuciones de los dueños, si serán las mismas antes del atentado o si con algunas limitaciones.

La edil señaló lo anterior al cuestionarla sobre las cruces de víctimas que murieron en el incendio del Casino Royale, mismas que fueron removidas sin consentimiento de los familiares.

Para ello, la munícipe mencionó que debido a la supervisión federal del inmueble es que no se podían acercar los elementos municipales, sin embargo, luego señaló que desde el pasado 30 de noviembre la PGR dio la restitución del predio a sus dueños.

"La PGR es quien había quitado la posición a los dueños del inmueble, es la PGR quien tiene que determinar que condiciones se les esta regresando el uso, goce o disfrute a los propietarios. Le corresponde a la PGR determinar los alcances de la restitución que hizo a los propietarios sobre los derechos de este inmueble. Nosotros no podemos entrar a una propiedad privada. La tuvimos pero la PGR nos informó hace aproximadamente, el 30 de noviembre, la PGR nos informó al municipio vía oficio que dentro del proceso había restituido los derechos a los propietarios del inmueble", afirmó.

Margarita Arellanes dejó en claro que si no hay limitantes para los dueños sobre el manejo y uso del Casino Royale, algo es claro por parte de la autoridad municipal, y esa es que el inmueble no tendrá los permisos para volver a operar como sala de apuestas.

"La ley es muy clara, no pude haber y no debe haber y no voy a permitir que se instale un casino más", añadió.

Israel Santacruz