16 de enero de 2013 / 09:00 p.m.

Guerrero • El gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, anticipó que esta semana el puerto de Acapulco podría salir del Buró de Crédito, luego exhortó a la Auditoría General del Estado para proceder contra los ex alcaldes que dejaron sus municipios en la quiebra financiera.

Aguirre Rivero señaló que a pesar de la postura dada a conocer por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en el sentido de que no habrá rescate para los municipios en crisis, en la administración estatal se buscan los mecanismos para apoyar financieramente al ayuntamiento porteño.

"Tenemos cierto que se necesita fortalecer los programas de infraestructura y de servicios para el Puerto de Acapulco, pero lo cierto es que no los hemos dejado solos en ningún momento, ya que a la administración del alcalde Luis Walton Aburto le hemos dado algunos préstamos y también recursos a fondo perdido", anotó el jefe del Ejecutivo local.

Comentó que el alcalde Walton Aburto plantea la entrega de un apoyo único de 300 millones de pesos, dinero que se utilizará para la liquidación del personal administrativo que está de más en el puerto.

“Con esto vamos a garantizar el adelgazamiento de la nómina y generar condiciones para que haya obra pública, para que la vida se normalice en este municipio que es muy importante para los guerrerenses”.

Que se sancione a los ex alcaldes que desviaron recursos

El jefe del Ejecutivo local también habló sobre la situación de quiebra que dejaron varios ex presidentes municipales y se pronunció a favor de que haya sanciones.

"Le he pedido al auditor general, Arturo Latabán que nos diga que sucede; si se ha comprobado lainformación de que en algunos municipios hubo actos fuera de la ley".

Agregó: "Debemos aplicar la ley de manera contundente porque la ciudadanía ya no soporta alcaldes corruptos ni funcionarios que desvían recursos para fines que no sean destinados a servir a la comunidad".

Apuntó: “Efectivamente, en Chiapas hay ocho o nueve ex alcaldes presos y en Guerrero deberíamos hacer lo propio; por eso le estoy haciendo un exhorto a la Auditoría General para que tengamos acciones más enérgicas y que podamos sancionar a aquellos ex presidentes que hicieron un mal uso de los recursos públicos”, indicó.

Manifestó que sobre el tema hay casos muy complicados, como el de Xalpatlahuac, donde el actual presidente le informó que no tiene vehículos y que las autoridades anteriores se llevaron hasta las sillas.

"Hay otros lugares en donde se llevaron hasta las macetas y debemos dejar claro que los inmuebles no son patrimonios personales, son del pueblo, por eso espero que se actúe de manera más resuelta para sancionar a quienes cometieron actos condenables", indicó.

Rogelio Agustín Esteban