29 de mayo de 2013 / 10:52 p.m.

Apodaca.- • Acatando la recomendación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, el alcalde Raymundo Flores pidió una disculpa pública a familiares de un joven desaparecido por elementos de la policía de ese municipio en el año 2011.

Fue en la sala de Cabildo donde el alcalde Raymundo Flores Elizondo, acompañado de Minerva Martínez, presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, pidió disculpas a la señora Ovelina Martínez de Rivas, madre de Martín Torres Martínez, de 30 años.

El alcalde se comprometió a apoyar a la familia brindando trabajo al hermano del desaparecido, brindar apoyo psicológico a la familia y sumarse a las autoridades a esclarecer los hechos.

“Hago público el compromiso con todos ustedes el apoyo de esta administración para hacer menos difícil esta circunstancia tan lamentable y dolorosa como es la desaparición de un hijo”, mencionó el alcalde.

Flores Elizondo reconoció que el joven Martín era un hombre que se dedicaba al trabajo como albañil, que era padre de una niña de cuatro años.

La madre del joven agradeció el apoyo ambas autoridades, sin poder contener las lágrimas, pidió que se hiciera justicia.

“Quiero que se haga justicia, porque es un ser humano que me arrancaron a mi hijo, es una vida, que se siga una investigación, porque es una desesperación saber dónde está”, señaló.

El joven desapareció el 19 de octubre de 2012, cuando salió de su domicilio con algunos amigos, fue detenido por cuatro uniformados sin motivo y ya no supieron más de él… hasta el momento continúa como desaparecido.

Al comprobar esto, la Comisión Estatal de Derechos Humanos lanzó la recomendación, aunque los hechos ocurrieron cuando al frente del municipio estaba Eliud Elizondo como alcalde sustituto, luego de que Benito Caballero dejó el cargo.

Flores Elizondo señaló que siguen trabajando para evitar que más elementos se vean involucrados en estos hechos, capacitándolos durante cuatro horas diarias en el tema de derechos humanos.

“El grupo de policías y oficiales de tránsito que laboran para este municipio reciben diariamente cuatro horas el tema de derechos humanos en grupos de 25, concientizándolos de lo que no deben hacer”, señaló.

Señaló que, en los últimos meses, han dado de baja a 18 elementos por denuncias de los ciudadanos en diferentes actos, como corrupción, entre otras cosas, y, en este momento, están analizando siete casos más.

Por su parte, la presidenta de la CEDH señaló que existen pendientes siete recomendaciones de diferentes casos.

En el presente año, los municipios que presentan más quejas son Monterrey con seis, Escobedo con cinco, García con cuatro y Apodaca se encuentra en el lugar número nueve con solo una queja.

ZYNTIA VANEGAS