23 de julio de 2013 / 12:19 a.m.

Tras la actuación polémica de Paul Delgadillo en el partido del sábado, Ricardo Osorio pidió a los árbitros abrirse al diálogo con los futbolistas en el terreno de juego.

“Ya se comentó mucho yo nomás pediría que escucharan un poco los árbitros, el diálogo siempre ha sido importante, y me gustaría que este fuera un poco más serio, al menos yo no les falto el respeto ninguno de los silbantes, siempre les he dado el respeto que se merecen”, dijo el zaguero.

“Simplemente creo que en la forma de dar esta el recibir, y creo de aquí para allá siempre se les ha hablado bien, nada más que de acá para allá de repente hay cosas que no gustan tanto, simplemente es eso, que hablemos como personas más allá de la adrenalina que hay en la cancha”.

Reiteró que el Monterrey perdió 1-0 ante Cruz por errores propios y no tanto por las fallas arbitrales.

El  mundialista de Rayados añadió que Delgadillo ignoraba el señalamiento del abanderado, cuando el árbitro auxiliar estaba mucho más cerca de la jugada.

Reconoció que una vez analizado el video del primer partido de la temporada, hubo jugadas muy apretadas como el par de penales marcados en contra, y el gol anulado a Jesús Zavala.

Rechazó que el arbitraje pueda ser calificado de localista porque sería poner en tela de duda la honestidad de los jueces.

Tomás Víctor López