25 de noviembre de 2013 / 12:16 a.m.

 

Monterrey.- El arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, desconoció las declaraciones de los diferentes funcionarios públicos en torno al tema del blindaje sampetrino, aunque señaló que, lejos de dividirse en polémicas políticas, deben de rendirle cuentas a la ciudadanía y velar por su bienestar.

Entrevistado al concluir la misa solemne del evento "Asercat 2013", Cabrera López destacó que la intención de la ciudadanía es de mantenerse informada, por lo que lejos de un discurso conflictivo entre autoridades deben embonarse por la verdad.

"No sé, no estuve al pendiente de esos discursos, pero creo que cualquier alcalde de cualquier municipio de Nuevo León debe tener un cuidado extremo de que todo esté bien, de que todo camine conforme a la ley y conforme a lo que quieren los ciudadanos. Que hablen con conocimiento de causa para que a la población le llegue la verdad", destacó el Arzobispo.

Israel Santacruz