14 de diciembre de 2013 / 02:08 a.m.

Monterrey.- “Queremos que ayuden a mi hija, porque ellos no tienen nada, se quedaron con lo que traían puesto y los niños están estables gracias a dios, están en cuidados intensivos pero estables, los médicos nos dicen que los entubaron por el humo que respiraron pero mire como quedó, mi yerno es chofer de la ruta Delfines y mi hija se dedica al hogar, por eso pedimos a la gente que nos ayude a las autoridades que no nos olviden” fueron las palabras de doña Idodelia, abuela de los gemelos que resultaron lesionados en el incendio de su casa la mañana del jueves.

El incendio que dejó a los niños con severas quemaduras y a sus padres prácticamente en la calle se registró a las 10:05 de este jueves en la vivienda marcada con el 3143 de la calle Alejandro Brunel en la colonia Arboledas de la Silla en Guadalupe Nuevo León.

El siniestro acabó con las pocas pertenencias del matrimonio formado por Mayra Cecilia Pérez Campos y José Luis de León Ibarra, logrando la madre de familia rescatar de entre las llamas a los pequeños Marcos y Gael de 2 años de edad, quienes resultaron con quemaduras en el 60 por ciento de su cuerpo y que los mantiene delicados en el hospital universitario.

Los niños fueron auxiliados por personal de cruz verde y cruz roja del municipio de Guadalupe para ser ingresados al mencionado hospital donde son atendidos desde el día que ocurrieron los hechos que aún desconocen cómo se originaron.

“No sabemos todavía que paso, pero mi hija acababa de llegar del kínder porque fue a dejar a Juan Héctor el niño de 5 años que estudia ya en el kínder, y mi hija bajo como llegaron unos familiares, bajó para llevar el almuerzo a los niños cuando me dijo mi esposo que se estaban quemando y ella subió para buscarlos y los saco, uno ya venía saliendo y el otro estaba debajo de la cama pero ella los saco gracias a dios no paso a más” explicó la abuelita de los niños.

Hasta ahora las autoridades de Guadalupe solo se han acercado a ellos para entregarles tres cobertores y tres colchonetas como ayuda, sin embargo la familia requiere de algo más pues se quedaron sin muebles, sin ropa, sin pertenencias pues todo fue consumido por el fuego y quieren comenzar de nuevo.

“No sé quién pueda ayudar porque no tienen nada mis hijo, ni seguro ahí donde trabaja mi yerno, con eso de que el seguro popular no cubre los medicamentos, ahorita ya están pidiendo porque no cubre todo y no sabemos cuánto vaya a ser de hospital de los niños” menciono la afligida abuela.

Ahora solo esperan la ayudad de la comunidad y las autoridades para tener un techo donde dormir porque las autoridades les recomendaron que por lo pronto no podían entrar a la vivienda siniestrada por los riesgos de colapso que existen en el lugar.

Alberto Vázquez