JUAN JOSÉ GARCÍA
27 de julio de 2013 / 04:41 p.m.

Chihuahua • Por incurrir en diversas omisiones, como la que originó la inundación en el Aeropuerto Internacional “Roberto Fierro”, el Congreso de Chihuahua pidió a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que considere la revocación de la concesión que se le otorgó a la empresa OMA para que opere esta terminal aérea.

El líder de la fracción parlamentaria del PRI, Alejandro Domínguez Domíguez, explicó que hace tres años, la empresa: Grupo Aeroportuario Centro del Norte (OMA), construyó -sin permiso alguno-, una barda sobre el cauce de un arroyo activo.

"OMA construyó una pensión para los vehículos de los viajeros, a fin de que pudieran dejarlos y recogerlos a su regreso, sin embargo, a la concesionaría le paso desapercibido que existía el lecho del arroyo Los Nogales Sur, obstruyendo el cauce del mismo".

"Las bardas del estacionamiento originaron que el agua que corría por el arroyo se desviara hacia la terminal aérea, provocando la inundación completa de la pensión vehicular, así como de la Base Aérea Militar Número 13 y las áreas de maniobras y atención a usuarios de la terminal", destacó.

Domínguez Domínguez, dijo, que durante este colapso, se dañaron alrededor de un centenar de vehículos que se encontraban estacionados en la pensión, los cuales, quedaron bajo el agua con pérdidas totales.

La impresionante inundación, también afectó las calles de rodaje, así como las plataformas: comercial y de aviación general sur, hasta la de carga. Es decir, toda la terminal aérea, lo cual ocasionó que se cancelaran 14 vuelos, afectando a más de 1 mil 200 pasajeros de salida.

Por esta causa, ese día, "el 19 de julio del presente año, a raíz de las lluvias registradas en Chihuahua capital, usuarios y personal del aeropuerto Roberto Fierro dieron a conocer la inundación de las instalaciones".

"Mediante un comunicado oficial de la empresa OMA, reconoció que se suspendieron operaciones, en razón de las afectaciones provocadas por las fuertes lluvias a sus instalaciones, así como el desbordamiento de los arroyos Cacahuatales y Nogales Sur cercanos al aeropuerto", apuntó.

Tras lo anterior, señaló que se tienen alrededor de 100 denuncias ante la PROFECO y se han atendido más de 70 asesorías por la cancelación de los vuelos y por las pérdidas de los automóviles y ante lo cual no se ha tenido respuesta por parte de la empresa.

"Además de la inundación, la concesionaría ha incumplido con el pago del impuesto predial con el municipio, donde debe más de 50 millones de pesos, argumentando que opera en instalaciones federales y en consecuencia está exento del pago…".

"Aunado a lo anterior, diversos establecimientos en su interior venden bebidas alcohólicas sin permiso, lo que ha provocado que en las últimas horas, la Subdirección de Gobernación haya clausurado 3 de los locales comerciales internos", dijo.