Óscar Rodríguez
16 de agosto de 2013 / 11:56 p.m.

 

Oaxaca  • El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, hizo un llamado a la madurez y responsabilidad de los profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), para que apuestan por dar cauce a sus exigencias por la vía institucional y el diálogo y no trastoque el desarrollo de la educación, haciendo estallar un paro general de labores en la víspera del inicio del ciclo escolar que inicia el próximo lunes.

“Hago un llamado respetuoso a las maestras y maestros de la sección 22 de la CNTE para que sus demandas y peticiones las cauce por la vía institucional y legislativa, a fin de no afectar la educación de alrededor de un millón 300 mil alumnos de educación básica matriculada en el estado que acuden a 14 mil 400 centros escolares”, dijo.

Cué, expresó que sin claudicar a su lucha, a sus principios y a la libertad de manifestarse, los mentores no deben poner en riesgo el derecho de las niñas y niños a recibir una educación digna, al señalar que el magisterio debe continuar en la ruta de ofrecer mejores servicios educativos, avalados por el creciente profesionalismo y compromiso docente.

Gabino Cué señaló que los docentes son la columna vertebral del sistema educativo nacional y por lo mismo –dijo- el proceso de construcción de las Leyes Secundarias que darán cause a la reforma de los Artículos 3º y 73 de la Constitución General de la República, debe incorporar las iniciativas y propuestas del magisterio nacional, lo que dará solidez al nuevo cuerpo legal que orientará los nuevos derroteros de la educación en nuestro país.

Confió en que el movimiento magisterial actuará con madurez, sensibilidad y una gran responsabilidad para no afectar el derecho a la educación de la niñez oaxaqueña.

Indicó que gobierno y Magisterio tienen en sus manos la indeclinable tarea de impulsar y conduciruna educación que enaltezca el desarrollo académico de nuestros alumnos, “porque solo con unidad y altura de miras es como podremos construir un nuevo consenso en favor de los hijos de Oaxaca, así como una sociedad más democrática y responsable”.

Añadió que el gobierno de Oaxaca ratifica a las maestras y maestros su respeto a sus formas de lucha sindical, pero “apelamos a que más allá de las justas reivindicaciones, pongan por delante la educación de nuestros niños y jóvenes”.

En tanto el secretario de organización de la sección 22 de la CNTE, Francisco Villalobos Ricardez, dijo que será este fin de semana que se celebre su asamblea estatal plenaria, quien definirá si se hace estallar un paro indefinido en Oaxaca, para presionar a los diputados y senadores a que logren reformas sustanciales a favor de la permanencia de los docentes en la ley general secundaria de la reforma educativa federal.

Por su parte el director del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), Manuel Antonio Itrurribarria Bolaños, afirmó que suspender el inicio del ciclo escolar generaría un gran daño pedagógico a los alumnos.