11 de enero de 2013 / 02:12 p.m.

Al agradecer la prontitud en que se aprobó la declaratoria de emergencia para 21 municipios de Chihuahua que sufren los efectos de la onda gélida, el gobernador César Duarte Jáquez dijo que solicitó otra declaratoria para esta entidad.

“"En tan solo 48 horas dieron respuesta favorable a la solicitud de la declaratoria de desastre por el frente frío número 19; sin embargo, se solicitó también la declaratoria de desastre para los 67 municipios por el frente frío número 20”".

"“No podemos bajar la guardia, porque la llegada mañana de otro frente frío nos debe tener en esta misma posición. Está afectado 100 por ciento del territorio estatal, de bajas temperaturas y de nieve"”, resaltó el mandatario estatal.

Tras destacar que las severas nevadas y las intensas heladas que han dañado a 2 millones 500 mil chihuahuenses, dijo que tiene la seguridad de que la solicitud será apoyada con diversos mecanismos por el presidente Enrique Peña Nieto.

"“En la primer contingencia se vieron afectados cerca de dos millones y medio de habitantes, pero a la llegada del frente frío número 20, casi la totalidad de la población fue afectada, por lo que las atenciones emergentes se brindan a la población más afectada en su economía”", apuntó.

Explicó que el apoyo que se recibirá por parte de la Federación será en especie como láminas, cobijas, despensas, colchonetas, entre otros, los cuales se sumarán a los apoyos humanitarios que reparte el gobierno del estado a las familias vulnerables.

"“El gobierno del estado se prepara para atender los efectos del frente frío número 21 que se presentará este viernes por la noche o madrugada del sábado: ya se tiene en marcha un programa de distribución inmediata de 500 mil cobijas y despensas”".

"“Serán distribuidas a través de los municipios y el DIF estatal, para que las familias de recursos más limitados puedan hacer frente al descenso de la temperatura. Para el campo la humedad será muy benéfica para el próximo ciclo agrícola del estado"”, indicó.

Afectado, como miles de chihuahuenses que sufren las inclemencias del tiempo, dijo: "“La salud del gobernador se cuida, la podemos tolerar, lo que no podemos tolerar es que el gobierno no sea sensible a la atención de la población que requiere apoyo en situaciones como esta”".

Asimismo, agradeció al presidente Enrique Peña Nieto la implementación del Plan Nacional en Contra de la Sequía, cuyo fenómeno nunca fue reconocido como un efecto del clima que ponía en condiciones de vulnerabilidad a la población.

"“Hoy con esta declaratoria que el Presidente hace, se incorpora la sequía en esa condición, por lo que se esperan recursos adicionales para Chihuahua que permitirán realizar acciones preventivas de retención de agua, de hacer obras de infraestructura que permitan retener la humedad por mayor tiempo”", explicó Duarte Jáquez.

— JUAN JOSÉ GARCÍA AMARO