8 de marzo de 2013 / 01:54 a.m.

Chihuahua • El gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, pidió a la federación que absorba el subsidio a la educación que realizan los gobiernos estatales, con el fin de que estos recursos sean incluidos en la reforma hacendaria para terminar con el desequilibrio que priva en los presupuestos de los estados que atienden este rubro.

"En 2012 se destinaron 9 mil 200 millones de pesos al subsidio educativo que Chihuahua asume por las deficiencias de una inacabada federalización que se dio en el país y en la cual nuestra entidad es una de las más afectadas", reprochó.

Añadió que este tema ya se ha puesto en la mesa para que se integre a la reforma hacendaria, "y si bien, pudiese no quitarse todo este subsidio como actualmente el Distrito Federal no paga un centavo, pues sí establecer una regla pareja para los estados", expresó.

Duarte Jáquez explicó que sí se llegará a realizar una modificación en este sentido, el gobierno del estado se ahorraría entre 5 y 6 mil millones de pesos, los cuales, se podrían invertir en educación y en infraestructura.

"Garantizar el artículo tercero es un reto enorme pero lo tenemos que hacer. La solución de los grandes problemas requiere de un gran compromiso e invertir en la educación es lo mejor que puede hace el estado mexicano", expresó el mandatario.

Durante la presentación del Modelo de Participación para la Operación de las Escuelas Públicas, anunció que a partir del próximo ciclo escolar 2013-2014 está prohibido el cobro o aceptación de las cuotas de las Sociedades de Padres de Familia en los planteles de educación básica de esta entidad.

"El martes se tuvo una reunión con la Secretaría de Hacienda para que se nos den más recursos para este sector, somos la entidad que mayor inversión hace para subsidiar la educación, que se dé un trato equitativo ya que lugares como el Distrito Federal no pagan nada", reiteró en su discurso.

En su turno, Jorge Quintana Silveyra, secretario de Educación, Cultura y Deporte, señaló que no hay mayor calidad de vida que la educación, "en esta administración se planteó que ningún niño y joven quedaran sin un lugar en la escuela y hoy es un hecho, la apertura de 40 mil espacios educativos lo hizo posible".

Por último, no dejo pasar el tema del bulliyig, el cual, dijo, es un problema que habla mal de la sociedad, "el compromiso social de la educación es tarea de todos, no solo del magisterio, toda la sociedad se tiene que involucrar tomar su parte que le corresponde".

JUAN JOSÉ GARCÍA AMARO