27 de septiembre de 2013 / 01:38 a.m.

El estado espera importantes beneficios una vez que la iniciativa presidencial transite a nivel federal y local.

 

Monterrey.- Mientras las maquiladoras del estado se mostraron alarmadas por los efectos que tendrá en su negocio la reforma fiscal, el gobernador del estado, Rodrigo Medina, llamó a no generar especulación en torno a la iniciativa.

El mandatario consideró que los legisladores deben escuchar las posturas de todos los sectores productivos para sacar una reforma que les beneficie, al advertir que al menos en el caso de Nuevo León si esperan un impacto positivo.

"Es muy difícil especular a priori oficialmente hablando, cada sector va a expresar lo que a su interés o derecho convenga, y hay que escuchar a todos los sectores de la población, a todos los sectores empresariales", señaló.

La industria maquiladora advirtió que a la fecha se han detenido 7 inversiones en la entidad por un monto de 200 millones de dólares a causa de la incertidumbre generada por la propuesta de reforma.

"El estado de Nuevo León está participando porque no nos va mal con la reforma, hay más recursos para el estado de Nuevo León, estamos impulsando mucho la reforma energética y es realmente la reforma que nos vendría a traer recursos extraordinarios para todos los frentes de inversión pública", concluyó.

Luis García