6 de diciembre de 2013 / 12:53 a.m.

Monterrey.- Mientras la Comisión Nacional de Seguridad abogó por un cambio en las pruebas de confianza, el Gobierno de Nuevo León se pronunció por una estrategia enfocada a los resultados, sin importar la herramienta que se utilice.

En su mensaje dentro de la Décima Conferencia Nacional de Secretarios de Seguridad Pública, el gobernador del estado, Rodrigo Medina advirtió que aquello que no es medible, son simples discursos, por lo que emplazó a canalizar de forma correcta los esfuerzos en el combate al crimen.

"Hay muchas herramientas que están ahí para que todos nosotros, todas las entidades federativas, la federación misma pueda hacer uso de ellas y sacarle un buen provecho.

"Pero si realmente nos enfocamos a dirigir una estrategia basada en resultados, si hacemos a un lado las anécdotas y experiencias, que de suyo son importantes, y dirigimos la fuerza hacia una estrategia que atienda cada uno de los delitos y que al final del día pueda ir disminuyendo de manera sostenida en el tiempo el índice delictivo en cada uno de ellos es en la medida en que vamos a estar haciendo bien nuestro trabajo", refirió el mandatario.

Medina sostuvo que con voluntad política y con la decisión de crear las condiciones para trabajar se pueden revertir tendencias negativas.

"A veces sin los presupuestos completos o con carencias pero siempre con la idea y con la convicción de que sí se puede y encontrando también el cómo sí de las distintas acciones y políticas que tenemos que llevar a cabo, siempre encontrando una respuesta positiva por parte del gobierno federal", explicó.

Afirmó que la mesa de trabajo permitiría señalar que esta funcionando bien y que no, a fin de que cada problemática se resolviera de forma conjunta. Medina hizo hincapié en la necesidad de articular los esfuerzos de todos los sectores en el combate a la delincuencia.

 

Luis García