7 de enero de 2013 / 12:58 a.m.

Oaxaca • El gobierno del estado solicitó al Ejército Mexicano realizar operativos y patrullajes de desarme en al menos 33 zonas de alta conflictividad, particularmente las que se ubican en la Sierra Sur, zona Mixe y Mixteca, a fin de evitar enfrentamientos.

El secretario General de Gobierno, Jesús Martínez Álvarez, destacó que también en esas regiones “"hay tráfico de migrantes, drogas y armas"”.

El funcionario estatal precisó que son las regiones más aisladas de Oaxaca, los sitios donde mayor tipo de problemas de esta índole se generan.

“"Normalmente todas esas regiones que preciso están aislada coinciden con que hay siembra de enervantes y otros delitos, creemos que los conflictos agrarios que persisten en las mismas solo sirven de parapeto para tolerar y manipular otros intereses"”, denunció.

Dijo que particularmente en la zona limítrofe entre las comunidades indígenas de San Lucas Camotlán y San Miguel Quezaltepec, se decidió establecer dos Bases de Operación Mixta con personal militar y de la policía estatal, a fin de evitar el recrudecimiento de las hostilidades en la zona, así como proceder a la destrucción de campos de cultivo de estupefacientes ya detectados por el Ejército Mexicano, además de proceder a una campaña de despistolización en ambos municipios.

“"La región mixe la tenemos considerada como de alta conflictividad, primero porque hay muchos problemas agrario, además de que se ha convertido la zona de tráfico de personas, además de que hay armas y siembra de marihuana"”.

Indicó que se había acordado tanto con las autoridades de San Miguel Quezaltepec como de Camotlán la necesidad de que hubiera seguridad para todos, se hablo de ubicar una base de operaciones mixtas, sin embargo el pasado 17 de diciembre se reportó una agresión.

Martínez Álvarez, precisó que un grupo de armado atacó un convoy militar, hiriendo a un soldado lo que generó un enfrentamiento, además de tres detenidos, plenamente confesos que ya están consignados ante un juez federal.

Indicó que la indagatoria de la agresión la atrajo la Procuraduría General de la República (PGR), que certificó las lesiones y hizo los peritajes correspondientes.

Martínez Álvarez adelantó que esta semana se citarán a las autoridades municipales de San Lucas Camotlán y San Miguel Quetzaltepec, para retomar las mesas de diálogo e iniciar la búsqueda de acuerdos que permitan la distensión en el corto plazo del conflicto agrario, además de ejecutar un Programa Emergente de Desarrollo Social y Productivo para la región que permita aminorar los indicadores de pobreza.

El funcionario detalló que la estrategia de desarme se hará extensivo a otros municipios donde hay denuncias por tráfico de armas y drogas, “"tenemos denuncias que ha hecho de padre Alejandro Solalinde sobre algunas poblaciones las cuales se van tener que revisar"”.

Asimismo dijo que hay programada la destrucción de plantíos ilegales en esta semana.En la sierra sur próximamente está dispuesto a llevarse a cabo un programa de canje de armas por dinero.

Denunció que muchos conflictos agrarios están detenidos porque hay grupos del crimen organizado que no quieren que se solucione. “"Casualmente en San Mateo Yucutindo se negó la firma de un acuerdo de conciliación agraria, para evitar que se retomaran los operativos policiacos y ello porque en la parte alta de la comunidad se habían identificado grandes sembradíos de marihuana.

NOTIMEX