2 de abril de 2013 / 10:21 p.m.

Cancún Centro • El ex alcalde de Cancún, Gregorio Sánchez Martínez, pidió al Partido del Trabajo ser postulado candidato a la presidencia municipal de Benito Juárez, y dijo que el actual presidente, Julián Ricalde debe revocar concesiones del autotransporte por atentar contra la economía popular, como exige la ciudadanía.

"Que Julián Ricalde retire los autobuses de Turicun y Autocar –las principales de las cuatro empresas del pulpo camionero local-- para mostrar a la gente que es ajeno al aumento de tarifas, si no lo hace mostrará que es cómplice", dijo Greg Sánchez, en conferencia de prensa.

Acompañado por el líder del PT, Hernán Villatoro Barrios, y la regidora Lorena Martínez de la Comisión de Seguridad Pública y Tránsito, Sánchez aseguró que es miembro del consejo político nacional del PRD y no renunciará a este partido para sacar adelante su candidatura por el PT.

Expuso que las tarifas vigentes, de seis pesos en zona urbana y 8.50 en zona hotelera, fueron aprobadas por su administración el 15 de diciembre de 2008, pero quedaron sujetas a una serie de condicionantes que nunca aplicó el actual edil, Julián Ricalde.

Dijo que con la protección de un amparo las concesionarias aplicaron desde el jueves de la semana pasada nuevas tarifas de ocho pesos en zona urbana y 10.50 en zona hotelera, lo que levantó una ola de irritación ciudadana contra el alcalde Julián Ricalde Magaña.

El viernes militantes del PRD realizaron una marcha de protesta frente al palacio municipal y quemaron banderas y emblemas de ese partido, al que pertenece Ricalde Magaña. Luego bloquearon la entrada a la zona hotelera.

El ex alcalde calificó a las empresas de "abusivas, porque le pegan a la economía de los ciudadanos más vulnerables, los trabajadores de escasos recursos, ante la irresponsabilidad del presidente municipal", a quién calificó de cínico y corrupto.

Reiteró que este -Ricalde Magaña- "debe de cancelar las concesiones de empresas cuyos propietarios de forma ilegal aumentaron tarifas al transporte público".

La regidora Martínez Bellos denunció que Ricalde Magaña tiene fuertes compromisos con el grupo camionero. Por ejemplo el regidor Alejandro Noya, es hijo de Vicente Noya Cruz, concesionario de Turicun, y ocupa la regiduría por orden de Ricalde como pago de facturas políticas.

Gregorio Sánchez añadió que valora el escenario político y las condiciones para buscar nuevamente ser candidato a la alcaldía que ocupó, hasta que fue detenido por el Ejército para ser procesado por cargos de los que salió absuelto.

Pidió a Ricalde "dejarse de farsas, de rasgarse las vestiduras, y de falsas manifestaciones. La gente solo quiere que se cumpla y aplique la ley, si no lo hace demostrará de nuevo su condición política y humana".

FERNANDO MERAZ