6 de septiembre de 2013 / 12:25 a.m.

El titular del Instituto Federal de Acceso a la Información indicó que es necesario tener mayor transparencia y que se forme una sociedad crítica, participativa e informada.

 

Monterrey • Las reformas estructurales son necesarias, pero para que sean efectivas se necesita primero que el país tenga una reforma en transparencia y la competencia que ahora tendrá el Instituto Federal de Acceso a la Información para atraer casos de Gobierno Estatales y de municipios, representa un buen avance, consideró el comisionado presidente del organismo, Gerardo Laveaga Rendón.

Durante una conferencia magistral, que dictó en la Biblioteca Raúl Rangel de la Universidad Autónoma de Nuevo León, comentó que es urge tener mejores leyes e instituciones, pero sólo se logrará si se tiene una sociedad más preparada.

"Urge tener mejores leyes, urge tener mejores instituciones, pero para poder tenerlas, necesitamos una sociedad crítica, participativa e informada", dijo.

Por ahora, adelantó que la reforma de transparencia debe ayudar a que el país se desarrolle en un estado más democrático, con mejores instituciones.

Sobre la reforma constitucional que se está dando, dijo que todavía no se revela en qué términos se dará dicha transparencia, "eso tendrán que decirlo las leyes secundarias, y una vez que esté aprobada la reforma constitucional, vienen tres leyes inminentes: una Ley General de Acceso a la Información; una ley de Protección de Datos y una Ley de Archivo".

Esto último es importante, porque muchas veces cuando se le ordena a una autoridad entregar cierta información aseguran que la guardaron, no hay archivo de cierto tiempo hacia atrás, por lo que una ley de archivos regularía eso.

Consideró que atraer casos de transparencia de los estados es bueno, porque moderará la actitud de algunos gobernadores que se comportan como si fueran señores feudales y no permiten que florezca la transparencia.

"Muchos estados, muchos gobernadores no quiero precisar cuál estado en particular, son auténticos señores feudales que dicen que se puede decir, que no se puede decir y en qué términos".

En un estado democrático, todos deben estar sujetos a la ley, puntualizó el comisionado presidente del IFAI, pues de otra manera no puede decirse que hay una democracia real.

Aclaró que el hecho de que el instituto pueda atraer ciertos casos de estados y municipios no violenta ni lastima su soberanía en lo absoluto, pues “autonomía y soberanía no significa no rendir cuentas".

En ese sentido, la transparencia y la entrega de cuentas son el mejor antídoto contra la corrupción, y las universidades juegan un papel fundamental para promoverlas, aunque hasta ahora muchas se han mostrado renuentes, aseguró.

FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL