1 de octubre de 2013 / 05:20 a.m.

Ronald Gjorka es el nombre del aficionado que saltó al terreno de juego el pasado 7 de agosto en el partido entre Real Madrid y Chelsea en el estadio Sun Life de Miami; Gjorka superó los controles de seguridad y llegó hasta donde se encontraba su ídolo lo cual le ha costado al joven problemas en su proceso de inmigración además de la posibilidad de ser expulsado de la universidad y ser obligado a retornar a su país natal.

Cristiano Ronaldo tras enterarse que el aficionado es acusado por dos delitos graves (el primero por traspaso y el segundo por alteración del orden público), el portugués ha tratado de ayudarlo ya que el jugador decidió mandar una carta al procurador de Miami para que intercediera por el aficionado albano.

La carta de Cristiano Ronaldo al procurador de Miami es la siguiente:

"Entiendo su posición y la importancia de hacer cumplir las reglas y leyes. Sin embargo, pido respetuosamente que usted y su oficina reconsideren esta decisión y retiren los dos cargos criminales que este joven enfrente. Tengo entendido que ahora reconoce su error y la importancia de la seguridad. Yo no quiero verlo enfrentar sanciones penales por su error"

REDACCIÓN