5 de junio de 2013 / 12:24 a.m.

 Mientras encuentra apoyo para que le trasplanten un riñón que agrava su salud, una joven madre de familia requiere de cuatro hemodiálisis al mes, pero la falta de recursos le impide hacerse al menos una.

 

Monterrey.- • Una joven madre de familia, que no cuenta con recursos económicos, pidió el apoyo de la comunidad, ya que necesita de manera urgente un trasplante de riñón y que, por lo pronto, le realicen una hemodiálisis.

Gloria Elizabeth Martínez Rocha, quien es originaria de Matehuala, San Luis Potosí, llegó a Monterrey esta semana con la esperanza de encontrar apoyo.

"Pedirle apoyo a la gente de Nuevo León, porque necesito un trasplante renal; no tengo donador, no tengo el dinero que me cobran, en San Luis Potosí, en el Hospital Central, me están cobrando 120 mil pesos por el trasplante, más todo el protocolo de estudios, que son como 20 mil pesos, es dinero con el que no contamos".

Notablemente angustiada, la mujer de 27 años de edad, contó que su esposo la abandonó junto con su hija de seis años, cuando su salud se complicó hace dos años.

"Tengo a mi niña de seis años y mi esposo me dejó cuando me enfermé, y nada más tengo a mi mamá, ella tiene un pequeño negocio ahí, pero lo que saca es para mi enfermedad y ya no completamos; ahorita traemos como 11 litros de más de agua, porque como tengo que ir hasta San Luis a la hemodiálisis no tengo para los viáticos", expresó.

Preocupada por su salud, dijo que ayer necesitaba realizarse una hemodiálisis, pero simplemente no tuvo dinero.

"El miércoles necesito hacerme otra y no tengo el dinero, no tengo los recursos para hacérmela, alguien si fuera tan amable una donación algo, la gente de aquí por un pesito que me regale cada persona de perdido para hemodiálisis y más que nada porque yo quiero vivir para mi hija", comentó.

Gloria dijo que padece de presión alta por lo que uno de sus riñones se vio afectado, ahora su vida ha cambiado completamente.

Comentó que, en Matehuala, el DIF la apoya con tres hemodiálisis por mes, pero ella requiere de tres cada semana y en cada una se gasta mil pesos.

"No tengo nada de dinero y me urge de perdido una porque ayer me la tenía que hacer y no me la hice y me siento muy mal, no puedo ni caminar, me empiezo a marear, es urgente la hemodiálisis", dijo preocupada.

Para quien pueda apoyarla, Gloria Elizabeth Martínez Rocha reside en la calle Osa Mayor 6629, en la colonia Fomerrey 51, en Monterrey.

MARILÚ OVIEDO