13 de abril de 2013 / 01:34 a.m.

El nuevo titular del Consejo Estatal Agropecuario de NL, Gerardo Elizondo Barba, mencionó que aunque ya se siente una mejoría en cuanto a seguridad, aún falta mucho por hacer, además se comprometió a impulsar estudios a favor del campo. 

Monterrey.- • El nuevo presidente del Consejo Estatal Agropecuario de Nuevo León, Gerardo Elizondo Barba, solicitó a las autoridades estatales y federales brindar mayor seguridad para la zona rural, pues si bien los productores han visto una mejoría, el problema aún no termina.

Tras rendir protesta como nuevo titular del consejo, Elizondo Barba mencionó que la gente del campo tiene muchas esperanzas en que se puedan superar los problemas de seguridad como los que está provocando la sequía.

Ante el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, del titular de la Sagarpa a nivel federal, Enrique Martínez y Martínez así como del presidente del Consejo Nacional Agropecuario, Benjamín Grayet Ruiz, agradeció las acciones que se han realzado hasta el momento.

"La seguridad debe ser prioritaria, solicitamos al gobierno no escatimar recursos para continuar con la construcción de cuarteles, sabemos que debemos buscar un consejo influyente, esperan de nosotros una posición fuerte y clara para apoyar a nuestros consejeros, debemos seguir construyendo vínculos, la participación ciudadana es de suma importancia, es necesario contribuir con nuestro granito de arena", mencionó.

El presidente saliente del consejo, Francisco Chapa Góngora, coincidió con esta petición, aunque reconoció las acciones de las autoridades.

"La crisis de inseguridad y violencia que hemos venido padeciendo principalmente en el sector rural de Nuevo León y además en gran parte del país nos ha mermado y golpeado de manera grave, aquí gobernador, nos alienta el ver que por fin y gracias a la coordinación de autoridades que usted dirige, empezamos a ver un panorama menos desalentador, le pedimos que continúe sin claudicar en su tarea de decirnos y actuar con nosotros", dijo.

El presidente entrante se comprometió también a impulsar estudios que beneficien al campo y evaluar las tierras de riego para mejorar la situación que ha provocado la sequía.

Además mencionó que es momento de evaluar una ley estatal de sanidad para proteger a los productores y a la población de enfermedades que amenazan al campo.

SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS