29 de enero de 2013 / 08:42 p.m.

El arquero de las Aguilas del América, Moisés Muñoz, manifestó su deseo de que el equipo se muestre sólido en defensiva y contundente a la defensiva ante Querétaro, el próximo sábado en el Estadio Azteca, donde además espera arbitraje honesto.

El pasado sábado el cuadro azulcrema cayó 2-1 en visita al Atlas, que estaba último en la tabla de descenso, y vio terminada su racha ganadora en el Torneo Clausura 2013 de la Liga MX y ahora se alista para jugar ante Gallos Blancos, último en la porcentual.

"Duele. No nos gusta perder, incluso siendo superior al rival. Un poco de frustración e impotencia porque no fuimos capaz de ser contundentes ante tanta llegada al arco contrario", dijo en alusión al juego que tuvo lugar en el Estadio Jalisco.

Mencionó que "después de la derrota el equipo sigue siendo el mismo, el que tiene la pelota, que siempre ataca al rival, y tengo confianza que ante Querétaro produzca goles".

Consideró que "es muy difícil que se repita un partido como el de Atlas, porque fue atípico, un partido que se da en cada torneo, y tengo confianza en mis compañeros que van anotar goles y ser sólidos en defensa. Esa solidez defensiva debe regresar en el próximo juego. No nos gusta recibir goles y me voy a ocupar mucho en la zona defensiva".

Dijo que "no creo que una derrota llegue a tiempo, porque en el momento que se da no es bienvenida, sí, sacar provecho de lo que se dejó de hacer y todos tenemos claro de lo que sucedió y por eso no obtuvimos la victoria".

Días antes del partido ante los Zorros el técnico Tomás Boy expresó que "tengo temor al arbitraje" y al final del juego, varios analistas dijeron que el silbante Erim Ramírez inclinó la balanza hacia los atlistas.

"Vamos a dejar a los árbitros que hagan su trabajo y que lo hagan honestamente, que no haya intención de dolo ni afectar al equipo. Al principio (de la campaña) sí notamos que se caló la mano a nosotros", comentó.

Pero luego dio un puyazo al respecto, al decir que "cuando un equipo no tiene los suficientes argumentos futbolístico para enfrentar a sus rivales, a la mejor puede caer en ese tipo de artimañas. Nosotros no nos dedicamos a eso y lo más importante demostrar en la cancha".

El ex portero atlantista señaló que "estos partidos son difíciles de arbitrar, por un lado un equipo que se juega la permanencia en Primera División y hay mucha presión de por medio en los árbitros, y confío en los silbantes y se pueden equivocar como lo hacemos nosotros".

Hace dos semanas, el técnico de Gallos Blancos, Sergio Bueno, declaró que Miguel Herrera, estratega de América, es un "llorón", al decir que "cada partido que pierde siempre llora y fastidia" a los árbitros.

Así que el entorno del encuentro del próximo sábado puede presentarse candente, en la jornada cinco del Torneo Clausura 2013.

Notimex