30 de abril de 2014 / 09:47 p.m.

México.- Nueva Alianza llamó a las fuerzas políticas y al Gobierno de la República a ratificar el Protocolo Facultativo de la Convención de los Derechos del Niño de la Organización de las Naciones Unidas.

El dirigente nacional de ese partido, Luis Castro Obregón, consideró que con ello se garantizará que la niñez mexicana tenga acceso a una educación de calidad, goce de buena salud y se desenvuelva en un ambiente libre de violencia física y sexual.

En entrevista, subrayó que esos son algunos de los derechos que el Estado mexicano debe ofrecer a los niños, toda vez que el Protocolo Facultativo permitirá que se intervenga ante violaciones a los derechos de los menores.

Dijo que la negativa de los países miembros para ratificar el protocolo se debe a que el Comité de Derechos del Niño tendrá la autoridad suficiente para imponer sanciones y que sus observaciones sean un "mecanismo de exigibilidad".

Resaltó que los niños mexicanos son sujetos de derecho, por lo que si México ratifica el protocolo aumentarán las posibilidades de que las autoridades, incluso los partidos políticos, cumplan con sus obligaciones de garantizárselos.

Subrayó que el acceso a una educación de calidad es uno de los derechos infantiles prioritarios, sin embargo 5.5 por ciento de la población de cinco a 14 años no asiste a la escuela y es poco probable que lo haga en el futuro.

Expuso que en el caso de los niños indígenas el problema empeora, porque sólo en cinco de cada 100 casos los infantes tendrán posibilidad de aspirar a un mejor nivel de vida.

También externó su preocupación ante el hecho de que firmas de análisis de riesgo internacional califiquen a México como país que pone en riesgo a ese sector de la población.

Lo anterior, explicó, al contar con uno de los mayores índices de prevalencia de trabajo infantil en condiciones poco favorables, insalubres y equiparables a lo que acontece en naciones como Somalia, Myanmar y Pakistán.

Agregó que de 20 millones de mexicanos que viven en pobreza 12 millones están en pobreza extrema, por lo que para que tengan posibilidad de acceder a mejores condiciones de vida se requiere apoyar los programas de estímulos económicos y becas para que el sector infantil.

Lo anterior para evitar que caigan en la “trampa de la pobreza”, es decir que abandonan sus estudios para contribuir al ingreso familiar y repetir el círculo vicioso de falta de preparación y oportunidades.

Añadió que esto también debe ir acompañado por el desarrollo de una infraestructura física educativa que acerque las escuelas a los hogares de la población en situación de vulnerabilidad.

Nueva Alianza pretende atacar la falta de acceso a la educación, la violencia física, la sexual y la explotación laboral infantil, mediante el desarrollo de políticas públicas que beneficien a ese sector a través de actividades educativas y culturales que concienticen a toda la población.

Notimex