10 de junio de 2013 / 06:55 p.m.

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, pidió a los madridistas olvidarse del estratega portugués José Mourinho, y mirar el presente donde el club busca un nuevo estratega.

 

El jerarca del equipo Merengue agradeció lo hecho por "Mou" en las tres temporadas en las que estuvo en el banquillo: regresó al club a los primeros puestos en Champions y pudo competirle al Barcelona, y recordó que ahora el lusitano ya inicia una nueva etapa en el Chelsea, y el Real Madrid continuará su andar con otro técnico.

 

"Todo lo que se ha tenido que hablar sobre él (José Mourinho) ya se ha hablado, ya no es entrenador del Madrid", reiteró Pérez en entrevista al diario "Marca".

 

Señaló que no debe existir una obsesión por el técnico portugués pues él ya no está y el plantel deberá tener nuevas ilusiones de cara a la siguiente temporada, y que espera, de igual manera, que las relaciones mejoren, en caso de que haya existido algún rompimiento entre futbolistas.

 

"Como decía mi madre, cada día amanece de nuevo, y cada temporada los jugadores comienzan con una nueva ilusión. Donde hay 25 personas puede haber problemas. Le tendremos en el recuerdo. Nadie va a vivir con la obsesión de Mourinho, ni con la de Essien, ni con la de los otros que se vayan", declaró Florentino.

 

Respecto al sucesor de José Mourinho, el presidente del Real Madrid reiteró que el italiano Carlo Ancelotti es un timonel que gusta, pues incluso desde 2009 se buscó ficharlo, pero por ahora no hay nada concreto, incluso no ha tenido la oportunidad de charlar con el todavía estratega del Paris Saint Germain.

 

"Todo el mundo comprenderá que yo no hable de Ancelotti. Es un técnico que tiene actualmente contrato con otro club. Si la pregunta es si Ancelotti es un entrenador que gusta en el club, le diría algo que todo el mundo sabe, que en dos ocasiones estuvo ya a punto de ser entrenador del Madrid. Sería por algo.

 

"Hablamos de un entrenador que ha ganado dos Copas de Europa, ha gestionado plantillas importantes, está acostumbrado a la presión, sabe manejarse... Sería como una maldición para él que por tercera vez no pudiera entrenar al Real Madrid", mencionó el dirigente.

 

Aseveró que el plantel actual se encuentra unido: "He convivido con grandes plantillas y siempre ha habido problemas entre unos y otros, y esta es la plantilla más unida que he visto desde el 2000. Sin decir que las otras no estuvieran unidas".

Notimex