26 de mayo de 2013 / 01:09 a.m.

Monterrey.-   • El Gobierno estatal debe mantener los operativos de vigilancia en el transporte urbano para confirmar que realmente se está aplicando el descuento en la tarifa de trasbordo y de esa manera probar que no fue un pleito simulado el que sostuvo con los empresarios, consideró el dirigente estatal del PAN, Alfredo Pérez Bernal.

Tras apoyar la postura del gobernador Rodrigo Medina de la Cruz de mantenerse firme para obligar a ceder a los transportistas, el líder albiazul pugnó porque ahora se vigile que no hay engaños y se aplique correctamente la tarifa, al tiempo que se busque mejorar el transporte urbano.

“Pero lo que tenemos que señalar en este momento, es que ayer hacíamos un señalamiento de simulación, de que este pleito era un pleito arreglado, y que, al final del día, yo creo que estaban yendo por la máxima de que más vale un mal arreglo que un buen pleito”, dijo el dirigente albiazul.

Sin embargo, es muy raro que los transportistas hayan cedido a cambio de una simple promesa.

“Ahí es cuando le echas luz a toda la opacidad que envuelve este asunto, se tiene que hacer transparente y abierto, no nos quedó muy claro cuál es el arreglo, al final del día si este problema no se atiende a fondo, volverá a repetirse”.

Consideró que hay una historia detrás de todo esto, que se está ocultando por parte del Gobierno del Estado, pues no dijeron en qué condiciones se logró al acuerdo y el retiro de la posición empresarial. “Nadie se levanta de una mesa por futuras promesas”, cuestionó Pérez Bernal. “Es un tema que no se ha agotado”, dijo.

Recordó que el Estado puede retirarle las concesiones a los empresarios, si considera que no cumplen adecuadamente con el servicio de transporte urbano y, en ese sentido, es importante que el Ejecutivo mantenga los operativos de vigilancia.

“Una golondrina no hace verano, el decir: hicimos estos operativos para sancionar, no es suficiente, los operativos deben ser permanentes”.

Pero criticó que solo los implementan a esperar a que pasen las unidades y sancionar a las que sorprenden con un cobro indebido.

“Si es realmente la intención, no se vayan por los cruceros, te vas directamente a las rutas, que todos sabemos dónde están y ahí los agarras a todos, para ver si están cumpliendo o no”.

Aprovechó para advertir que los panistas no permitirán que el Ejecutivo estatal vete las reformas legales que le otorgan al Congreso la facultad de regular el transporte urbano.

Francisco Zúñiga