8 de mayo de 2013 / 01:27 a.m.

Ciudad de México • La fracción del PRD en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión demandará durante la sesión de mañana miércoles la comparecencia del titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Humberto Benítez, “para que responda por el abuso de autoridad y el tráfico de influencias” perpetrados contra el restaurante Máximo Bistrot.

La Profeco suspendió la operación de dicho establecimiento el pasado 26 de abril, después de que Andrea Benítez, hija del funcionario, se quejó porque los propietarios del local no le asignaron la mesa que exigía.

A propuesta de la diputada Lizbeth Rosas, la bancada perredista presentará un punto de acuerdo de urgente y obvia resolución para citar al procurador del consumidor.

La legisladora subrayó que las disculpas de Humberto y Andrea Benítez a través de las redes sociales resultan insuficientes para dar por cerrado el caso.

“Estos hechos, lejos de encontrarse en el ámbito del terreno personal, propios de las disculpas, se encuentran en el ámbito del servicio público, que compete por un lado a las autoridades administrativas, pero por el otro lado también a las autoridades judiciales”, puntualizó.

Rosas recordó que el delito de abuso de autoridad se sanciona con una pena de entre uno y ocho años de prisión y de cinco a trescientos días de multa, así como la destitución o inhabilitación de uno a ocho años para desempeñar otro empleo, cargo o comisión en el gobierno federal.

El tráfico de influencias amerita a su vez un castigo de dos años a seis años de cárcel, además de una multa equivalente a un total de entre 30 y 300 veces el salario mínimo diario vigente en el Distrito Federal, así como la destitución e inhabilitación de dos a seis años para desempeñar otro empleo, cargo o comisión públicos.

La diputada federal del PRD exhortó a la presidencia de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente a realizar los trámites para citar al funcionario durante la primera quincena de mayo.

 — FERNANDO DAMIÁN