28 de enero de 2012 / 07:47 p.m.

Guadalajara • La fracción del PRI en la Cámara de Diputados emplazó al presidente de la mesa directiva el perredista, Guadalupe Acosta, a presentar pruebas contundentes del presunto espionaje telefónico en el Palacio de San Lázaro, pues de lo contrario, advirtió, el asunto se quedará en una simple anécdota.

A nombre de su bancada, el vicecoordinador priista José Ramón Martel advirtió que más allá de expresiones orales ante los medios de comunicación, es preciso que Acosta acredite los señalamientos en la materia.

Subrayó que los diputados del PRI no conocen el presunto peritaje que una empresa particular habría hecho a los equipos de intervención telefónica, a los que el diputado presidente hizo referencia la semana pasada entrevistado en el aeropuerto internacional de ésta ciudad, Martel remarcó la necesidad de que el presidente de la Cámara de Diputados, en tanto representante de un poder público, está obligado a cuidar que sus expresiones tengan siempre credibilidad.

En ese contexto, el legislador priísta reconoció la importancia que para el PRI tiene el supuesto informe preliminar con que la PGR descartaría el espionaje de comunicaciones telefónicas y vía Internet en el recinto parlamentario.

Recordó, finalmente, que el propio coordinador de los diputados federales de PRI Francisco Rojas, hizo revisar su oficina, sin hallar ni un micrófono, ni la intervención de sus teléfonos.Fernando Damián